Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una inspección a la cárcel de Devoto detectó deplorables condiciones de alojamiento

Se registraron situaciones de hacinamiento, falta de higiene y personas alojadas en sectores sin acceso a un baño ni a la alimentación y la actividad adecuada

SEGUIR
LA NACION
Jueves 25 de febrero de 2016 • 16:05
Durante el recorrido se descubrieron insectos en varios sectores, lo que demuestra una fumigación ineficiente. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
El hacinamiento es una de las características de las condiciones de alojamiento en la cárcel. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
Los detenidos presentaron varios reclamos sobre las instalaciones y la falta de acceso a actividades. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
Foto: Gentileza PPN
Las condiciones de hacinamiento también fueron cuestionadas. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
El Sistema ordenó que los presos alojados en retenes fueran trasladados. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
Foto: Gentileza PPN
Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
Los retenes son espacios sin baño ni luz natural. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
La falta de higiene y salubridad también se notó en las comidas. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
Las condiciones de higiene detectadas fueron cuestionadas por los funcionarios que participaron de la inspección. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
El Sistema ordenó que los presos alojados en retenes fueran trasladados. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
El Sistema ordenó que los presos alojados en retenes fueran trasladados. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
Varios sectores no cumplen con las mínimas condiciones de higiene y salubridad. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
La inspección detectó malas condiciones de alojamiento de los internos. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
El hacinamiento es una de las características de las condiciones de alojamiento en la cárcel. Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles
0

Una inspección realizada por el Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles realizó en el Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (ex Unidad 2 de Devoto) detectó que había personas alojadas en pésimas condiciones.

Se trata de presos alojados en los llamados "retenes", que son sectores de pequeñas dimensiones que no cumplen con las mínimas condiciones de higiene y salubridad, como el acceso a baños y a una cama.

"En 2014 habíamos clausurado los retenes en esa cárcel, ya que son incompatibles para el alojamiento de personas privadas de su libertad", indicó a LA NACION el juez Gustavo Hornos, titular del Sistema de Control de Cárceles. "El Servicio Penitenciario Federal se comprometió a trasladar a las personas que estaban en esos sectores. El año pasado hicimos otra visita y de hecho no había presos alojados en los retenes", señaló Hornos.

Sin embargo, el pasado martes una comitiva del Sistema volvió a recorrer el penal y descubrió que había 7 personas alojadas en los retenes. "Con respecto a 2014 es una evolución, porque en aquella oportunidad eran 45 los alojados en retenes. Pero de todos modos el compromiso que habían aceptado los directivos era no volver a ubicar a nadie en esos sectores", explicó el magistrado.

Foto: Gentileza Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles

Según se pudo constatar en el recorrido, algunos internos alojados en retenes hacían sus necesidades fisiológicas dentro de esos sectores cerrados en baldes, botellas o bolsas. También detectaron deficiencias en la alimentación y en el acceso a actividades físicas y recreativas. En general, como muestran las imágenes, en varios sectores se registraron malas condiciones de alojamiento.

Tras la inspección, las autoridades del penal se comprometieron a trasladar a los presos de los retenes a los Sectores de Alojamiento Transitorio (SAT), que fueron creados luego del monitoreo en 2014. Son espacios con con sanitarios, ventilación, y acceso a agua corriente las 24 horas.

"Nuestro reclamo más urgente fue no retroceder en cuestiones de garantizar derechos humanos. Los retenes no son espacios habilitados para alojar a personas", señaló Hornos.

Además de Hornos, de la inspección también participaron el director de Protección de Derechos Humanos en cárceles de la Procuración Penitenciaria de la Nación, Ariel Cejas Meliare, los jueces Mirta López González y Sergio Paduczak, el fiscal a cargo de la Unidad de Litigio Estratégico, Abel D. Córdoba y Mara López Legaspi, integrante de esa Unidad Fiscal; el fiscal ad hoc a cargo de la Procuraduría contra la Violencia Institucional, José Nebbia y el defensor público oficial Ricardo Richiello.

Qué dice el SPF

Sobre la situación en la cárcel de Devoto, el SPF señaló que en las últimas semanas "se puso en marcha un programa de refacciones en el Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Devoto), atento a lo dispuesto por la jueza en lo penal Fabiana Palmaghini".

"La medida implicó el traslado temporal masivo de 140 internos para efectivizar las obras de reparación de los pabellones 9, 10 y 11 y del Hospital Penitenciario Central 2. En ese contexto, el último martes 23 una Comitiva del Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles realizó una inspección sorpresiva al establecimiento y elevó un informe con las irregularidades encontradas, en virtud de la medida tomada por el juzgado".

"Hay que tener en cuenta que las cárceles de Ezeiza, Marcos Paz y Devoto concentran el 66% de los detenidos federales. El restante 34% está distribuido en 32 establecimientos del interior del país", señaló una fuente del SPF.

Auditoría

En tanto, el ministerio de Justicia de la Nación ordenó realizar una auditoría interna y externa integral del Servicio Penitenciario Federal en busca de posibles irregularidades en el funcionamiento administrativo de las cárceles federales de todos el país y puso en marcha un programa de refacciones en la cárcel porteña del barrio de Devoto, según informó Télam.

La auditoría fue ordenada por el Subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Juan Bautista Mahiques, quien además dispuso obtener un diagnóstico que permita detectar necesidades con vistas a una reforma en el sistema penitenciario que incluye, entre otros proyectos, el traslado del penal de Devoto.

Una mirada al interior de las cárceles argentinas
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas