Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bandera de largada para la fiesta de fiestas

Con la tradicional Bendición de Frutos, esta noche comienza la máxima celebración de la provincia de Mendoza, que en esta edición cumple 80 años

A diferencia de años anteriores, este 2016 los espectáculos correrán por cuenta de artistas locales
A diferencia de años anteriores, este 2016 los espectáculos correrán por cuenta de artistas locales. Foto: Archivo
SEGUIR
LA NACION
Domingo 28 de febrero de 2016
0

Dicen los expertos que la que asoma será una vendimia con números que no desvelan. Es lógico: el granizo, la humedad y las lluvias que arrastró consigo la corriente de El Niño castigaron los viñedos de Mendoza en el año que pasó. Aún así, la cosecha será similar o levemente menor a la de 2015, y no hay contingencia climática que detenga la fiesta, que este año será del 5 al 8 de marzo próximos.

Los preparativos para el evento cuyano más esperado del año, de hecho, ya entraron en la recta final. Los bailarines ensayan una y otra vez las coreografías, las costureras trabajan a destajo en la confección de vestidos, ponchos y pañuelos, y hasta los drones se alistan para surcar los cielos, en busca de las mejores tomas aéreas de la celebración.

Mientras, la otra cara de la vendimia es la de los cosechadores de frente sudada y manos callosas, que por estos días se internan entre las espesas hojas de los parrales para cortar a mano los racimos. Más o menos la misma tarea que hacen entre febrero y abril los turistas ataviados con sombrero, canasta y tijeras, según el programa en que participen: desde el Vení a cosechar, de Familia Zuccardi, hasta el Trabajando mi Tierra, de Bodega Norton. Porque así como los enólogos son los rockstars del vino, las bodegas se han convertido en los nuevos parques de diversión mendocinos, con actividades que exceden las clásicas degustaciones y se adaptan a todas las épocas del año. Seduciendo, además, con sus restaurantes gourmet, alojamiento boutique, arquitectura imponente y hasta museos de arte.

Presupuesto más austero

En materia de fiestas, habrá cambios respecto a las funciones de los últimos años. La principal, sin duda, es que el nuevo gobierno de Alfredo Cornejo decidió no convocar a artistas internacionales. Después de que arreciaran las críticas por la suma que el año pasado se pagó al estadounidense de origen latino Romeo Santos (que, dicho se a de paso, causó furor entre adolescentes que acamparon durante días para conseguir entradas al show), los responsables de las repeticiones serán esta vez artistas locales, aunque participarán algunos solistas nacionales como invitados de las bandas principales. Los confirmados para este año son la soprano Verónica Cangemi, que será acompañada por la Orquesta Filarmónica de Mendoza (6 de marzo), y el dúo Orozco - Barrientos, asiduos a la fiesta provincial (7 de marzo). En la noche de rock, Los Enanitos Verdes serán el plato fuerte de la fiesta (8 de marzo).

La inversión destinada para los sueldos de dichos músicos, durante las tres noches, alcanzará 1.300.000 pesos. Para darse una idea, en 2015, sólo el cachet de Romeo Santos fue de 10 millones de pesos.

En los últimos cuatro años, los músicos que protagonizaban las noches de repetición generaban gran expectativa entre los mendocinos, no sólo porque el anterior gobernador, Francisco Pérez, buscó que fueran números internacionales (por el Teatro Griego desfilaron así el español Alejandro Sanz, los mexicanos Julieta Venegas y Armando Manzanero o el mencionado Romeo Santos), sino porque el costo de la entrada para una noche de vendimia es más barata que para un recital privado.

A propósito de precios, las entradas para este año sufrieron una suba del 20%, aunque sólo para los sectores más caros. Para conseguir un asiento en la zona Malbec habrá que desembolsar $300, mientras que el año pasado esta misma localidad costaba $250.Lo mismo ocurre con las ubicaciones en Tempranillo, que ahora salen $240, $40 pesos más que en 2015.

Las entradas más económicas, por otro lado, no sufrieron aumentos. Los precios son de $ 100 para el sector Cabernet Sauvignon y $ 80 para Chardonay y Bonarda.

Todos los precios se aplican al acto central, día de apertura de la fiesta. Se hace en el Teatro Griego Frank Romero Day y su puesta en escena es colosal (será el 5 de marzo). De la performance, que cada año cuenta una historia distinta sobre la vendimia, participan casi mil artistas. El momento cumbre de este espectáculo es la elección de la nueva Reina de la Vendimia, entre 17 candidatas.

Las tres noches siguientes, durante las repeticiones, los precios disminuyen un 20% en todos los sectores respecto del primer día.

Más allá de las repeticiones y del acto central, también en las principales avenidas céntricas se congregarán miles de personas para el desfile de carrozas, junto a un despliegue de jinetes con atuendos típicos. Además, marcharán orgullosos los paisanos con mulas, carros de carga, de cosechas y carretas, como símbolo del trabajo rural y del cruce de la Cordillera -en 1817- por el Ejército de los Andes.

La bandera de largada oficial de la fiesta es esta noche, con la llamada Bendición de Frutos, que este año se hará en un polideportivo del Valle de Uco.

Miles de personas tendrán la posibilidad de disfrutar de esta ceremonia litúrgica en la que se venera a la Patrona de los Viñedos: La Virgen de la Carrodilla. Es también un homenaje a los productores, cosechadores, hombres y mujeres protagonistas del trabajo vitivinícola. El golpe de la reja, que luego realiza el gobernador, simboliza el llamado al trabajo del agricultor, en tanto el brindis del vino nuevo da la bienvenida a la nueva vendimia. La entrada es libre y gratuita.

Para todos y todas

Nació hace 21 años de forma marginal, en un discoteca, y hoy es un fenómeno multitudinario. La llamada Vendimia Gay fue incluso declarada de interés turístico nacional por el Ministerio de Turismo de la Nación, e incorpora los cuadros típicos de la Fiesta Nacional, desde los momentos folklóricos y religiosos hasta -desde ya- la elección de la reina de la cosecha.

Este año se realizará al término de la Vendimia Central, el 5 de marzo, en el Arena Maipú Stadium, con una espectacular puesta en escena donde reconocidos bailarines, drags y gladiadores animarán la noche.

Por primera vez en la historia, el Rey y la Reina de la Vendimia Gay participarán del tradicional desfile de la Vía Blanca en representación de la comunidad lésbica, gay, bisexual, personas transgénero e intersexuales (LGBTI).

Un poco de historia

La Vendimia es la fiesta nacional más antigua y con mayor continuidad en todo el país, y este año cumple aniversario redondo: 80 años. Desde 1936, con el objetivo de premiar a los trabajadores del campo (quienes en marzo finalizan la cosecha), el festejo se hizo sin interrupciones salvo en dos ocasiones: en 1956, por problemas económicos y por la Revolución Libertadora, y en 1985, a causa del terremoto que sufrió la provincia en enero de ese año.

En 2011, la National Geographic nombró a la Fiesta de la Vendimia como el segundo festejo de la cosecha más importante del mundo, detrás del Día de Acción de Gracias o Thanksgiving, en Estados Unidos.

Mendoza concentra cerca del 60% de la producción de uvas y vinos del país, y cuenta con la mayor cantidad de bodegas, más de 1200.

Las principales regiones vitvinícolas de la provincia son Luján de Cuyo, Agrelo, Valle de Uco (Tupungato, Tunuyán y San Carlos) y San Rafael.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas