Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Rohani pone a prueba su apoyo tras el pacto nuclear

Las elecciones de hoy, clave para la puja entre moderados y conservadores

SEGUIR
LA NACION
Viernes 26 de febrero de 2016
Mujeres caminan junto a carteles electorales en Teherán
Mujeres caminan junto a carteles electorales en Teherán. Foto: EFE
0

A un mes y medio del levantamiento de las sanciones que asfixiaban la economía iraní, casi 55 millones de votantes tendrán hoy la oportunidad de decidir si dar más poder a los moderados liderados por el presidente Hassan Rohani, o si consolidar a los conservadores, que dominan el Parlamento desde 2004.

Pero además de los comicios legislativos se elegirá la nueva Asamblea de Expertos, un órgano clave en la teocracia iraní, que llegado el momento designará al sucesor del líder supremo, el conservador Ali Khamenei, en el cargo de forma vitalicia.

"Hay que ser muy cuidadoso en cuánto a qué se entiende por «conservador» o «reformista en un sistema endogámico como el iraní. Todo está asegurado para que sólo compitan los amigos del sistema", explicó Paulo Botta, especialista en temas iraníes de la Universidad de La Plata.

De hecho, cada una de las candidaturas que aparecerán hoy en las boletas pasó primero por el filtro del Consejo de Guardianes. Y para estos comicios ese consejo rechazó un número récord de postulaciones: el 49% de los que aspiraban a ser legisladores y el 80% de los religiosos que querían integrar la Asamblea de Expertos. Incluso fue impugnado el reformista Hassan Khomeini, nieto del fundador de la república, que quería ser parte de la Asamblea de Expertos. "Todo el apoyo que recibí de los más altos clérigos fue ignorado", se quejó Khomeini tras ser rechazado por insuficientes calificaciones religiosas.

"Para traducirlo a un lenguaje occidental, en Irán no hay un sistema de partidos, sino uno de lobbies que arman candidaturas por lazos familiares, de amistad o intereses comunes, y que en general avanzan o retroceden por consenso porque no les gusta nada que implique un cambio brusco", explicó Botta.

Pero, más allá de cuestiones políticas, el gran tema de los votantes iraníes hoy es la economía. Los daños que dejó casi una década de sanciones internacionales por el programa nuclear se sienten en especial en el desempleo, que ronda el 10% y afecta al 25% de los jóvenes, en una población con un alto nivel de educación.

"Aquí se cerraron muchos puestos de trabajo y es muy común encontrar ingenieros y profesionales que manejan taxis", dijo la argentina Mariana Quinteros, publicista de 43 años que vive en Teherán desde hace un año. "Pero la situación económica en general no es mala. Pese a las sanciones, ya no hay escasez, y en los bazares se puede encontrar todo tipo de productos, incluso artículos importados."

Rohani y los moderados basaron en efecto su campaña en la buena gestión de la economía, que había quedado muy dañada en los tiempos de su predecesor, Mahmoud Ahmadinejad (2005-2013). Rohani logró contener la inflación, que bajó del 40 al 19%, y sacar al país de la recesión.

Sin embargo, el apoyo explícito al presidente por parte de la cadena británica BBC la semana pasada resultó un "abrazo del oso" que terminó colgándole al oficialismo el mote de "candidatos de los ingleses".

En su acto de cierre de campaña, Rohani trató de despegarse del incómodo respaldo británico. "Hay que parar con la exageración de la influencia de viejos y obsoletos poderes coloniales en las elecciones y subestimar así a la nación iraní. Están cometiendo un error", se defendió anteanoche el mandatario.

Khamenei también se ocupó de advertir que un eventual acercamiento a Occidente podría poner en riesgo los valores fundantes de la república islámica. Llamó entonces a "desafiar al enemigo" con el voto.

Lo cierto es que también para Washington y las potencias Irán se convirtió ahora en un aliado fundamental contra un enemigo aún mayor: Estado Islámico (EI). "El principal interesado en poner límites al crecimiento del califato sunnita de EI es el Irán chiita", explicó Botta. "Y cualquier cambio dentro de Irán repercutirá en ese objetivo", concluyó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas