Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En Once, los inspectores se llevan la mercadería

Hay operativos diarios; quejas de puesteros por la pérdida de productos

Viernes 26 de febrero de 2016
0

Desde hace unos días, pueden verse en Once inspectores de Espacio Público del gobierno porteño que, respaldados por agentes de la Policía Federal, sacan la mercadería a los manteros instalados sobre la avenida Pueyrredón. Los comerciantes de la zona y quienes la transitan aprueban estas acciones.

Los vendedores, en cambio, se quejan al grito de "queremos trabajar" y con pancartas piden un lugar en donde vender sus productos. "Larreta, cumplí tu promesa de los galpones", podía leerse ayer, con relación al anuncio efectuado por colaboradores del jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, de que los manteros serían trasladados a predios cerrados.

"Nos están sacando la mercadería. Esto es un robo", decía una de las afectadas, que no quiso dar su nombre. "Este lunes nos empezaron a limpiar", explicó Geraldine Díaz, otra vendedora enojada.

Ramón Ramírez vende lápices e indicó que necesita trabajar. "Nos prometieron que nos iban a reubicar en unos predios cerca de la estación de trenes de Once, pero no cumplieron", se quejaba ayer, mientras otra vendedora alentaba a cortar la avenida Pueyrredón. "Acá nos cobran $ 200 por semana para trabajar, la policía nos cobra. Ya tenemos paga esta semana y nos sacan igual", agregó Ramírez.

Estas acciones directas sobre la venta ilegal se complementan con las investigaciones y la persecución a las redes mafiosas que hay detrás, que suelen incluir allanamientos de depósitos, como los de ayer en Liniers. "El objetivo es recuperar el espacio público y, a su vez, iniciar las causas tendientes a desbaratar a los organizadores de la venta ambulante, entendiendo que los manteros son explotados por éstos", dijo el fiscal porteño Martín Lapadú. Para él, como para el fiscal general Luis Cevasco, detrás de la venta callejera existen grupos mafiosos que están ligados al lavado de dinero.

Ayer, los comerciantes y empresarios de Liniers celebraron la acción de las autoridades. "Notamos que realmente se están empezando a preocupar por este tema", expresó Luis Lezcano, presidente del Centro de Comerciantes, Vecinos, Instituciones y Profesionales de Liniers (Cecovip). Lezcano, además, aseguró que la venta de comida sin controles bromatológicos ni medidas de higiene es uno de los temas que más preocupan a los comerciantes de la zona.

"Se vende mucha comida sin ningún tipo de control. La comida hecha con braseros y garrafas en Ibarrola y León Suárez convirtió esas cuadras en un centro gastronómico a cielo abierto", aseguró. En una entrevista anterior, Lezcano había denunciado la venta de verduras y frutas de origen desconocido, cuya distribución se realiza en camiones que vienen desde un predio situado en Ciudadela, una especie de mercado ilegal.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas