Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los falsos debates del fútbol

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 26 de febrero de 2016
0

Los falsos debates suelen ser moneda corriente en el fútbol, y en estos días asistimos a varios de ellos. El Barcelona está a un paso de los cuartos de final de la Champions, pero el penal-asistencia de Messi en la Liga española sigue llenando titulares. A mí me parece que es un tema que no merece tanta polémica. No es una jugada ofensiva ni agresiva. Más bien diría que es riesgosa, ya que introduce una tercera intervención que puede ser adivinada. Pero no saca ventaja de ninguna ilegalidad. Puede gustar más o menos, pero todo lo que en el fútbol se haga dentro del reglamento no merece tanto análisis. Si es burlón, entonces que lo haga el otro equipo a ver si puede.

Estas cosas suelen sorprender en un primer momento. Recuerdo la ocasión en la que Panenka pinchó la pelota en la final de la Eurocopa de 1976. Yo era entonces técnico de la selección argentina y estaba en la cancha viendo el partido en Belgrado junto a Santiago Bernabéu y Hennes Weisweiler, el entrenador que tuvo el conflicto con Johan Cruyff en el Barcelona. Nos corrió a todos como un golpe de frío, porque parecía que la pelota no entraba nunca. Fue como si estuviese jugando en el barrio, en la esquina de la casa. Pero después se convirtió en un recurso más y aparecieron otros jugadores que lo hicieron. Lo mismo puede pasar con lo que han hecho Cruyff y ahora Messi. Pensar que Messi puede repetir esta acción genera una distracción más para los arqueros, que en los próximos penales que tire pueden estar pensando también en esta posibilidad. Pero más allá de esto, creo que no es importante debatir si ofendió a alguien, lo importante es tratar de jugar mejor al fútbol. Son cosas de los futbolistas.

Mientras se discute sobre este asunto, la FIFA se prepara para otro falso debate. Unas elecciones que se presentan una vez más como un juego de los grandes escritorios, de los grandes negocios, y que no tienen nada que ver con el fútbol ni con el hincha. Uno ve a los candidatos y no encuentra realmente un proyecto. Todos dicen las mismas obviedades, pero con distinto sonido. En lo que coinciden los candidatos es en la idea de expandir los Mundiales a 40 equipos, un verdadero disparate. No creo que aporte nada, me parece ridículo. Más partidos atentan generalmente contra la calidad. Es una invitación a que cualquiera participe. Y así va pasando que el hincha se va despegando del escenario. Sacando dos o tres Ligas, en el 70 por ciento de los partidos los estadios están vacíos.

Uno mira hacia la FIFA y también encuentra cierta hipocresía. Pienso en la situación de Michel Platini. Se puede cuestionar el método, pero si la FIFA lo contrató para que asesorara y le dio dos millones de euros por cuatro años es lo mismo que si hubiesen llevado a Maradona o a otra figura. A mí me pareció bien en su momento que lo llevaran, había sido una figura impresionante. Ahora si lo escondieron, si no pagaron impuestos o los recibos no estaban... Pero yo creo que todo el mundo sabía que a Platini lo contrató la FIFA y no conozco a nadie que haya protestado en ese momento. Es como que a Messi lo contraten cuando se retire, seguramente le pagarán lo que pide. Nos asustamos de que le pagaron dos millones de euros a Platini, pero se robaron miles y miles de millones en todas las federaciones. No se hagan los inocentes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas