Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Casi en simultáneo, dos secuestros extorsivos en la Capital

Ocurrieron en Villa Urquiza y en Floresta; entre ambos, $ 115.000 de rescate

SEGUIR
LA NACION
Viernes 26 de febrero de 2016
0

En menos de 12 horas, dos bandas de secuestradores cobraron 115.000 pesos de rescate para liberar a las tres víctimas que habían tomado cautivas en la Capital. En uno de los hechos, los delincuentes dispararon contra policías federales que intentaron detenerlos. En el otro, arrojaron a la mujer que retenían desde un auto en movimiento.

Según informaron fuentes judiciales a LA NACION, ambos secuestros exprés ocurrieron casi al mismo tiempo, uno en Floresta y el otro en Villa Urquiza, y tuvieron como eje la avenida General Paz.

En orden cronológico, el primer caso se produjo en Floresta. Anteayer, minutos después de las 23, un joven de 20 años denunció que su madre, de 40, había sido secuestrada en la puerta de su casa, situada en Sanabria al 900, por un grupo de delincuentes que se movilizaba en un Volkswagen Bora.

El muchacho afirmó que estaba en la puerta de la vivienda con su madre cuando del Bora de color oscuro bajaron al menos seis sospechosos y, a punta de pistola, obligaron a la mujer a abordar el vehículo.

Antes de arrancar la marcha, uno de los malvivientes le advirtió al muchacho que llamarían en dos horas para pedir un rescate a cambio de liberar a su madre sana y salva.

Luego de varios llamados extorsivos, los delincuentes y el hijo de la víctima acordaron pagar el rescate, de $ 25.000, en el puente de General Paz y Beiró. Minutos después de las 6, cuando el hijo de la mujer llegó al mencionado puente, uno de los secuestradores le ordenó que arrojara la bolsa con la plata desde arriba del cruce hacia la General Paz.

El dinero fue atrapado por otro integrante de la banda que esperaba debajo del puente en una moto.

Una hora más tarde, en el cruce de General Paz y Rivadavia, la mujer fue arrojada desde un auto en movimiento. Golpeada y con raspones, se levantó y logró pedir ayuda a un agente de la comisaría 44» que recorría la zona. Fue trasladada al hospital Vélez Sarsfield, donde los médicos la revisaron y comprobaron que no había sufrido ninguna lesión seria.

Anoche, los investigadores de la División Antisecuestros de la Policía Federal comenzaron con los cruces telefónicos con el objetivo de tratar de identificar a los delincuentes.

Casi en paralelo

Al mismo tiempo que aquellos seis delincuentes tenían cautiva a la mujer en el Volkswagen Bora, entre Floresta, Versalles y la localidad de José Ingenieros, otra banda armada secuestró a un hombre, de 47 años, gerente de una casa velatoria, y a su empleada, de 40.

Según explicaron fuentes de la investigación, la esposa del empresario, cuya identidad no trascendió, afirmó que, minutos después de las 3 había recibido un llamado extorsivo en el que un delincuente le exigió 200.000 pesos para liberar a su marido. A partir de ese momento, comenzó una serie de negociaciones que concluyeron cuando los secuestradores acordaron cobrar 90.000 pesos de rescate.

La mujer llevó el dinero hasta el cruce de la avenida General Paz y Dardo Rocha. Minutos después, tanto el propietario de la casa de velatorios como la empleada fueron liberados sanos y salvos.

Un grupo de policías que había monitoreado el pago del rescate siguió al cobrador hasta las inmediaciones del barrio Ejército de los Andes, también conocido como Fuerte Apache, en Ciudadela. Los detectives intentaron impedir que los delincuentes ingresaran en el laberíntico complejo de edificios. Se produjo un intenso tiroteo que terminó con el secuestro del vehículo en el que los malvivientes tuvieron cautivos al comerciante y a su empleada.

Ante la Justicia, el dueño de la casa velatoria y la empleada afirmaron que los secuestradores los habían interceptado cuando circulaban por Villa Urquiza y los habían tenido cautivos por cuatro horas. Ayer, al mediodía, la policía halló en Villa Martelli el Ford Focus del comerciante. Del dinero del rescate no hubo rastros.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas