Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Murió el chico que había recibido un ladrillazo en la cabeza

Nicolás Ezequiel Berdala tenía 16 años y fue atacado por una patota a la salida de una fiesta en Pilar; el agresor se adjudicó el hecho en su cuenta de Facebook

Viernes 26 de febrero de 2016 • 10:57
0

Nicolás Ezequiel Verdala, el adolescente de 16 años que se encontraba en grave estado luego de que el pasado domingo otro joven le diera un ladrillazo en la cabeza en la localidad bonaerense de Pilar, falleció esta mañana en un hospital del partido de Tres de Febrero, informaron fuentes policiales.

Tras el fallecimiento de Nicolás, quien estaba en coma y con muerte cerebral, la imputación de su atacante, un joven de 17 años detenido luego de que se adjudicara la agresión desde su cuenta de Facebook, cambiará de "tentativa de homicidio" a "homicidio".

El caso

Nicolás había sido atacado el domingo en Pilar
Nicolás había sido atacado el domingo en Pilar. Foto: Facebook

Fuentes policiales informaron a la agencia Télam que la agresión tuvo lugar el domingo, alrededor de las 7, cuando Nicolás y otros jóvenes acababan de salir de una fiesta de 15 y caminaban por el cruce de Dr. Bernardo Houssay y Bolivia, de Pilar.

De acuerdo con el relato de los voceros, el grupo de Nicolás fue interceptado por otros jóvenes del barrio, que comenzaron a increparlos y provocaron una pelea.

En esas circunstancias, uno de los atacantes tomó un ladrillo del suelo, sorprendió desde atrás a la víctima y le dio un fuerte golpe en la cabeza.

La pelea finalizó y Nicolás caminó por sus propios medios hasta su casa, fue directamente a su habitación y se acostó.

"Se levantó mi señora a abrirle la puerta y le dijo que lo habían golpeado con una piedra", explicó hoy a la prensa el padre de Nicolás, de nombre Javier, y agregó que tanto él como su esposa le preguntaron "si estaba bien", que el joven les respondió "que sí, que no era nada" y "que se iba a dormir, que estaba bien".

Javier recordó que como su hijo llevaba colocada una gorra "no se le notaba" el golpe recibido y por eso pensaron que sólo estaba cansado "como siempre que venía de bailar".

Sin embargo, el padre de Nicolás relató que al regresar a verlo durante la tarde lo encontró "todo duro" en el suelo: "Había querido ir al baño y había quedado todo duro. Lo acosté, lo moví un poco y no reaccionaba", dijo.

El joven se encontraba internado desde ese día y ya había sido diagnosticado con muerte cerebral.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas