Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detalles a tener en cuenta

En los últimos días las comisiones inmobiliarias volvieron a estar en el tapete; el precio locativo está sujeto a las distorsiones que viene mostrando nuestra economía desde hace varios meses

SEGUIR
LA NACION
Sábado 27 de febrero de 2016
0

"Para la renovación vemos que se aplica un aumento que oscila entre el 32 y 40% aproximadamente. Aveces no es el mismo incremento si se trata de una segunda o tercera renovación en esos casos debido al conocimiento del comportamiento del inquilino por parte del locador vemos aumentos menores", dijo Ricardo Botana, presidente de la Unión Argentina de Inquilinos (UAI).

También la renegociación

Pero no todo en el mercado se rige con estos parámetros. "En mi caso me propusieron una renegociación de contrato con un incremento que superó el 40% por un departamento ubicado en el barrio de Palermo y con una cláusula de ajuste semestral del 13%. Aunque me pareció abusivo el incremento de sólo pensar lo que debía desembolsar en el caso de ir en busca de otra unidad (2 meses de comisión -la ley 2340 determina 1 mes-, 2 meses de depósito y un mes de adelanto) y teniendo en cuenta que el depósito casi siempre se pierde entendí que no estaba en condiciones de reunir tanto dinero en este momento y acepté de mala gana", comentó Roxana R., una vecina que se mudó a Palermo hace un par de años por cuestiones laborales.

Tanto Muñoz como Tomás Beceyro, secretario de la UAI coinciden en que el abuso resulta aún peor cuando se trata de renovaciones: "Allí el nivel de especulación y aumento es mayor. Las inmobiliarias saben que para una familia tipo, afrontar una mudanza requiere como mínimo de 35.000 pesos, entonces cualquier familia de inquilinos prefiere afrontar un aumento progresivo, ya que de la otra forma debe destinar los ahorros (de tenerlos) o pedir un crédito".

Para Mario Gómez, en general, en las renovaciones el propietario es más flexible porque conoce al inquilino y está dispuesto a no perder un buen locatario. Los conocedores del mercado sostienen que este escenario que se observa en el rubro de los alquileres sólo se modificará con la aparición del crédito hipotecario, este no sólo se convertirá en un regulador natural de los precios de las locaciones sino que facilitará el acceso a la vivienda a muchos de los 500.000 personas que se encuentran actualmente en la ciudad en déficit habitacional.

En los últimos días Cucicba emitió una resolución (la N°300) en la que autorizó a las inmobiliarias a duplicar la comisión que se les cobra a los inquilinos, pero según el artículo 17 de la Ley 2340, las inmobiliarias solo pueden cobrar de comisión el 4,15 por ciento del valor total del contrato de locación en concepto de honorarios para las operaciones referidas a la vivienda única.

"Lo que el Colegio recomienda es un honorario de entre uno y dos meses, pero ahora las partes pueden negociar y firmar que sea sólo medio mes o que sean tres o cuatro. Rige la oferta y la demanda", comentó D'Odorico, en su rol de titular del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires.

"Nuestra firma inmobiliaria le solicita al locatario residencial un mes y medio en concepto de honorarios que incluyen además los correspondientes informes de dominio e inhibición y crediticio de la garantía propuesta", explicó Carlos Puente. Según Juan Mel: "históricamente el mercado cobraba 2 meses de honorarios y luego se impuso una normativa para restringir esto que era de uso común. Nosotros creemos en seguir los lineamientos recomendados por Cucicba".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas