Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mirá las mejores del NP 300 Frontier Naipe Bravo, la nueva pickup de Nissan

Mecánica eficiente, notable comportamiento dinámico y gran capacidad off-road son las cartas de triunfo con las que la flamante Nissan NP300 Frontier se instala para competir en el segmento de las pickups compactas

SEGUIR
LA NACION
Sábado 27 de febrero de 2016
El diseño moderno y musculoso le confiere a la nueva Nissan NP300 Frontier una estética atractiva y con personalidad propia
El diseño moderno y musculoso le confiere a la nueva Nissan NP300 Frontier una estética atractiva y con personalidad propia. Foto: Nissan y Daniel Jayo
0

Es cierto que la Nissan Frontier (a secas) tailandesa, forma parte del elenco del segmento de las pickups compactas desde hace años (igual que la Mitsubishi L200), pero su origen extrazona (con 35% de arancel de importación y cupos) hacía que sólo se comercializara en versiones full, con ventas limitadas.

Los rieles del techo son de serie, la barra protectora y la capota son opcionales
Los rieles del techo son de serie, la barra protectora y la capota son opcionales. Foto: Nissan y Daniel Jayo

Esta Nissan NP300 Frontier (12° generación del modelo y 8° que se vende en América Latina), además de ser un modelo íntegramente nuevo, cambia el juego para este modelo porque la equipara y la hace mucho más competitiva respecto de sus rivales de fabricación Mercosur (Hilux, Amarok y Ranger en la Argentina, y S10 en Brasil). Lo hace no sólo desde lo comercial, sino también desde las características técnicas y del equipamiento que buscan los usuarios en nuestro país.

Por ahora, la nueva línea NP300 Frontier cuenta con tres versiones, todas con equipamiento LE (full) y el mismo motor, pero con diversas combinaciones de transmisión y tracción: 4x2 con caja de velocidades manual (MT), $ 562.000; 4x4 MT ($ 650.000) y 4x4 AT, con caja automática de 7 marchas (713.000 pesos).

A la moda

De ellas, probamos la versión 4x4 MT que, igual que sus hermanas, cuenta con un nuevo motor desarrollado por la alianza Renault-Nissan, que sigue la innovadora línea que trazó en su momento la VW Amarok. Esto es, baja cilindrada (downsizing) para reducir el consumo y dos turbocompresores (uno del tipo de geometría variable) para contar con potencia suficiente.

Así, el biturbo diésel de 2,3 L de la NP 300 Frontier, con doble árbol de levas a la cabeza, 16 válvulas, distribución por cadena (sin mantenimiento) e inyección directa por common-rail, entrega una potencia de 190 CV a 3750 rpm, que la sitúa justo en el centro entre la Ranger y la S10 (ambas con 200 CV) y la Amarok (180 CV) y la nueva Toyota Hilux (177 CV). También es generoso el par motor, que se mantiene plano en 45,9 kgm desde 1500 hasta 2500 vueltas. Cabe recordar que la Frontier tailandesa con motor 2,5 TDI tenía una potencia de 172 CV y consumía bastante más que este modelo de la nueva generación.

Suspensión trasera Multilink con eje rígido y resortes helicoidales
Suspensión trasera Multilink con eje rígido y resortes helicoidales. Foto: Nissan y Daniel Jayo

Este eficiente propulsor se combina con una caja de velocidades manual de 6 marchas, clásica y muy bien relacionada para aprovechar al máximo tanto el par motor como la potencia. Así, empuja con decisión en el asfalto (en 2WD, tracción simple trasera), donde se muestra elástico en los sobrepasos (alrededor de 8,5 s de 80 km

h a 120 km/h en 4ta.), y con muy buena aceleración con partida detenida (11 s), más allá de una primera marcha bien corta para aprovechar al máximo la fuerza del motor. Esto último, junto con el eficiente sistema de doble tracción (4WD alta y baja), que se conecta desde un práctico dial en el tablero, también le permite ofrecer una gran capacidad de circulación en tramos fuera del asfalto (arena, montaña, barro), incluyendo trepadas y bajadas pronunciadas, y terrenos difíciles.

Tablero moderno y con toda la información
Tablero moderno y con toda la información. Foto: Nissan y Daniel Jayo

Respecto del consumo, ya se dijo que la actual generación de pickups apuesta por motores de menor cilindrada no sólo para mejorar este aspecto, sino también para ajustarse a las normas anticontaminantes. Así, esta nueva Frontier ofrece un consumo acorde; gasta 10,8 L

100 km en ciudad y 10 l/100 km en rutas y autopistas. Esta mecánica, además, no es ruidosa, lo que es bienvenido en el habitáculo, que contribuye con una buena insonorización.

Suspensión distintiva

Así como a fines de 2009 con 172 CV la Frontier se destacaba por ser la pickup más potente del mercado, ésta tiene otro diferencial respecto de sus rivales de segmento, todas ellas equipadas con clásicas suspensiones traseras con elásticos semielípticos, con objeto de soportar el peso de la carga. Por el contrario, la nueva NP300 Frontier apela a un sistema del tipo Multilink (multibrazo) con eje rígido y resortes helicoidales, una arquitectura más usual en los automóviles que en los utilitarios. Justo es decir que tampoco es la primera pickup en utilizar espirales; las venerables Chevrolet C10 de la década del '70 montaban un sistema similar.

Arranque con llave de proximidad
Arranque con llave de proximidad.

¿Las ventajas de esta suspensión? Un comportamiento dinámico impecable en la ruta, seguro y firme en todo tipo de curvas; con el que colabora para evitar excesos el sistema de control de estabilidad y tracción (VDC) y el diferencial de deslizamiento limitado (LSD). A esto se suma un confort de marcha excepcional en el día a día urbano para configurar un conjunto de suspensiones (la delantera es independiente de doble horquilla con resortes) muy bien equilibrado.

Climatizador digital bizona
Climatizador digital bizona.

Ambas cualidades se combinan además en el notable trabajo del conjunto fuera del asfalto, en el que también ayudan por un lado la batería electrónica de las asistencias de ascenso (HSA) y descenso (HDC) de pendientes, y por otro, las dimensiones todoterreno con un excelente ángulo de ataque de 33° (gracias al cortísimo voladizo frontal), que se suma a los muy buenos ángulos de salida (27,9°) y ventral (25,2°), y al generoso despeje de 255,4 mm.

A pesar de no contar con los clásicos elásticos, la capacidad de carga nominal de esta Nissan NP300 Frontier es de 900 kilogramos.

Ergonomía espacial

La dirección, aunque algo pesada, responde muy bien y ofrece un adecuado diámetro de giro en lugares cerrados; por su parte, los frenos funcionan con eficacia para un vehículo de 2 toneladas de peso (100 km/h a 0 en 46 m).

Las pickups y los SUV de Nissan siempre se han caracterizado por marcar tendencias en materia estética. Basta recordar, por ejemplo, las exitosas líneas del SUV Murano para afirmarlo. Algo parecido sucedió con pasadas generaciones de la Frontier, que se distinguieron por su diseño exterior e interior. Hoy, es más difícil sorprender en este aspecto, pero esta NP300 Frontier se destaca por su frontal alto, las marcadas líneas del capot y una mayor longitud general, que le permitieron, además, ampliar la caja de carga (ahora de 1,46 m x 1,55 x 0,47), que tiene una pintura especial de protección, ganchos movibles y un toma de 12 V.

Comandos del audio en el volante
Comandos del audio en el volante. Foto: Nissan y Daniel Jayo

La cabina doble es amplia, aunque no sobra el espacio para los pasajeros traseros (sólo dos adultos), que cuentan con difusores de aire propios, pero con un asiento que deja las rodillas bastante altas. En cambio, las butacas delanteras son muy confortables (según Nissan, diseñadas siguiendo un estudio ergonómico realizado por la NASA). Ambas están tapizadas en símil cuero y son calefaccionadas; la del conductor tiene regulación eléctrica (con ajuste lumbar), por lo que no resulta complicado encontrar una posición de manejo cómoda y relajada, aunque la columna de dirección no se ajusta en profundidad.

Todos los comandos están muy bien ubicados y cuenta con tres tomas de 12 V y numerosos portaobjetos. La selectora de cambios es de recorridos más bien largos, pero muy precisos. Cuando se engrana la marcha atrás entra en funcionamiento la cámara de visión trasera, cuyas imágenes se despliegan en la pantalla de 5" (de excelente resolución), más sensores traseros, lo que facilita mucho las maniobras de estacionamiento.

Con muy buena calidad de materiales y terminaciones, el equipamiento incluye climatizador bizona, radio AM

FM más puerto USB y auxiliar (muy accesibles), Bluetooth y sistema de arranque por llave de proximidad, entre los más relevantes. En el debe queda la falta de navegador, la ausencia de ganchos Isofix para asientos de niños y que sólo cuenta con los reglamentarios airbags frontales.

Con esta Nissan NP300, la mesa de juego de las pickups tiene un nuevo contendiente, con virtudes más que suficientes para copar la banca.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas