Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Maravilla" y un regreso que debe ser aprovechado

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 27 de febrero de 2016
0

La ilusión era ver esta noche al quilmeño Sergio "Maravilla" Martínez con ropas deportivas, en el rincón de su representado Kiko Martínez, entre toallas sudorosas y sangrientas, jugando a todo o nada la última gran carta que le queda al boxeo español por estos días. Pero no será así porque el norteamericano Robert García -entrenador de Marcos "Chino" Maidana- ocupará ese lugar.

Sin embargo, la realidad gira hacia otra escena, quizá menos esperada pero más elegante, menos participativa y no tan excitante, pero con un enfoque atractivo: comentarista de televisión en peleas internacionales. Su función como tal, en el canal Space, lo acerca otra vez a los cuadriláteros, como parte de la recuperación de un personaje preparado y capacitado para cumplir con cualquier misión en este deporte, a sus frescos 41 años. Limpio y conocedor de este ámbito como pocos en nuestro país.

"Maravilla" no jugará con las mejores posibilidades esta noche, cuando su pupilo Kiko Martínez, ex campeón supergallo (FIB, 2013-2014), de 29 años y un récord de 35 ganadas y 6 perdidas, trepe al ring del Honda Center, en Anaheim, California, para medirse con el ídolo local Leo Santa Cruz, invicto en 32 combates y poseedor del "supercampeonato" pluma (AMB).

Los Martínez, Sergio y Kiko, forman parte de un dúo que parece devolverle al "condenado" boxeo español algo del consumo que tuvo en la década del 70, cuando campeones como Pedro Carrasco, José Durán, Cecilio Lastra y José Legrá lo elevaron a un período inolvidable. Hoy, las cosas son distintas; por eso adquiere gran valor el anuncio del diario deportivo Marca, que a través de su página web televisará en vivo el match, a las 3 de la madrugada del domingo, al módico precio de 3,95 euros. Y esto significa suficiente para un deporte que quiere resucitar.

"Maravilla" vuelve al foco de las acciones. Como manager y crítico de TV. Con mucho contorno español a su alrededor. Sería bueno también aprovecharlo en misiones albicelestes. Su experiencia y valía lo habilitan para formar parte de equipos dirigenciales y competitivos, capacitados para sacudir la mediocridad que ahoga al pugilismo nacional en sus cargos clave.

Kiko está inmerso en una aventura deportiva que parece inalcanzable para los ibéricos, como aquel intento histórico del vasco Paulino Uzcudun ante el gigante italiano Primo Carnera en 1933. "Maravilla" lo acompaña en esta quimera, con cantos de sirenas y cenicientas. Aunque la noticia es otra y rescata su reencuentro con el cuadrilátero. Es tiempo de aprovecharlo en todos lados. También en la Argentina.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas