Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otra vez las sospechas del homicidio de Nora Dalmasso apuntan a un empresario

El fiscal pidió ampliar los informes sobre este hombre apodado "el Francés"

Sábado 27 de febrero de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0

CÓRDOBA.- A horas de que la querella del caso Nora Dalmasso apuntara la existencia de un nuevo sospechoso del crimen de la mujer, el fiscal Daniel Millares sumará a la investigación las escuchas telefónicas que alcanzan a Miguel Rohrer, alias "el Francés", un empresario sobre el que hubo sospechas y al que ahora se volverá a investigar.

Fuentes judiciales confirmaron a LA NACION que el fiscal pidió una ampliación de un informe del área de Procesamiento de Comunicaciones de la Policía Judicial sobre las sábanas telefónicas que dan cuenta de la presencia de Rohrer en Río Cuarto en la fecha del crimen.

Además, formará un grupo de trabajo específico con personal con experiencia y de cierta jerarquía en el escalafón judicial. Define la causa como "prioritaria". Millares se hizo cargo de la investigación del crimen, sucedido hace nueve años en la casa de un country de Río Cuarto, hace una semana, en reemplazo de Javier Di Santo, quien renunció luego de una denuncia por "inacción".

En su momento, el nombre de Rohrer apareció entre los posibles sospechosos, pero el entonces comisario Rafael Sosa -que el 8 de marzo próximo comenzará a ser juzgado por el narcoescándalo- le quitó importancia y se inclinó por otras hipótesis.

Antes del desembarco de Millares llegaron a la fiscalía escuchas telefónicas ordenadas por la justicia federal a un agente de la ex SIDE que demuestran que el empresario estuvo en Río Cuarto el día del crimen, a la vez que una mujer declaró haberlo visto en las inmediaciones de la casa de Dalmasso. Las escuchas fueron en el marco de una investigación del fideicomiso San Bartolomé, en el cual también participaba Macarrón. Dalmasso habría sospechado y alertado a su marido de que estaba involucrándose en un hecho de lavado de dinero. Su reacción habría generado incomodidad en el entorno de los miembros del negocio.

El fiscal Walter Guzmán -que estuvo interinamente en lugar de Di Santo- envió un oficio al área de Procesamiento de Comunicaciones de la Policía Judicial para tener más detalles de las escuchas; el informe ya llegó y Millares ordenó su ampliación.

Respecto de su equipo de trabajo, ya oficializó el pedido al fiscal general Alejandro Moyano para sumar personal capacitado para manejar -y poder avanzar- en una causa que es sumamente compleja.

Por la carátula, la causa Dalmasso prescribe a los 12 años, por lo que a Millares le quedan dos para resolverla, lo que lo obliga a acelerar los procedimientos.

El abogado de la querella, Diego Estévez, se reunió con él para apuntarle sus sospechas sobre un hombre que trabajaba en la zona, que conocía los movimientos de la casa y que habría matado a Nora después de haberla atacado sexualmente.

Millares tomó nota de la inquietud del abogado. Fuentes cercanas a la causa insisten en que no hay elementos contundentes que sostengan esa línea que ya investigó y descartó Di Santo.

Los únicos dos imputados que tuvo el caso fueron Gastón Zárate, un albañil, por el que la comunidad hizo una marcha para pedir su libertad, por considerar que era "un perejil" al que se acusaba ante la falta de avances, y Facundo Macarrón, hijo de Nora.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas