Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tiempo y espacio para ser niños

PARA LA NACION
Domingo 28 de febrero de 2016
0

En general, entendemos la creatividad como la capacidad para encontrar soluciones nuevas o generar nuevas ideas. Escuchamos que los niños tienen una creatividad "innata", pero también sabemos que es una capacidad que debe estimularse y ejercitarse para que no se pierda.

Las características de nuestro tiempo -la gran cantidad de ocupaciones, el escaso tiempo libre y la comodidad que nos ofrece la tecnología- hacen que, cada vez más, perdamos hábitos que son importantes para estimular la creatividad en nuestros hijos.

En primer lugar, es importante que les demos espacio y tiempo para el juego libre, permitiendo que su imaginación sea la que los guíe, y no nosotros. Las agendas cargadas de actividades extracurriculares, que se suman al tiempo de jornada escolar, no son recomendables. Los niños necesitan tiempo para jugar.

El juego debe ir acompañado por la posibilidad de explorar ideas y materiales. En este punto, debemos aceptar cierto "desorden creativo" en el hogar. Promover que reutilicen materiales que hay en casa en lugar de comprar juguetes es un buen estímulo para la imaginación y la creatividad. Así, veremos cómo las cajas se convierten en guaridas o los envases forman ciudades.

Otro aspecto a destacar es la ayuda que podemos ofrecerles para que desarrollen su pensamiento crítico. Esto es alentarlos a que pregunten, a que sean curiosos, a que sean autónomos para encontrar sus propias soluciones. Para desarrollar su creatividad es crucial ofrecerles desafíos que demanden esfuerzo, pero que sean alcanzables. Esto les permitirá vivir la experiencia de superarse y ganar confianza.

La creatividad es poco compatible con la permanencia de horas frente a las distintas "pantallas". Es ideal ofrecerles distintas experiencias, siempre dentro de nuestras posibilidades: visitas a museos, salidas a conciertos, excursiones. Los niños con una actitud activa tienen mayores posibilidades de desarrollar su potencial creativo al máximo.

Finalmente, leer. Leer cuentos, imaginar historias, pensar finales distintos son actividades que no sólo potencian su imaginación, sino que también nos permiten pasar tiempo y divertirnos con nuestros hijos.

La autora es directora de la consultora en educación Diéresis

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas