Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tras el revés, dudas sobre la estrategia de Evo

Sin sucesor a la vista, no se descarta que llame a un nuevo referéndum

SEGUIR
LA NACION
Domingo 28 de febrero de 2016
Evo Morales
Evo Morales.
0

La reacción del presidente boliviano, Evo Morales, luego de la derrota en el referéndum del domingo pasado dejó una incógnita. Teniendo en cuenta que aún le restan casi cuatro años completos de gobierno, ¿intentará Evo una nueva consulta para reformar la Constitución y tratar de acceder a un cuarto mandato consecutivo cuando se aquieten las aguas de los escándalos que ensombrecieron esta votación?

"Creo que la convocatoria a una nueva consulta en un par de años es hoy la primera opción que tiene en mente el presidente", dijo el analista político boliviano Gustavo Pedraza. "No hay ninguna limitación jurídica para que vuelva intentarlo, e incluso hay posibilidades de que obtenga un resultado diferente, teniendo en cuenta su altísima popularidad", agregó.

El propio Evo dejó abiertas las puertas a esta posibilidad cuando, anteayer, dijo que en su gabinete lo habían "convencido" de cambiar de opinión sobre su eventual retiro de la política en 2020 y de "seguir en la lucha". Además, agregó que el tema de posibles candidaturas es un asunto cerrado hasta 2018.

De todas formas, ya se empezaron a barajar varios nombres sobre posibles aspirantes del oficialismo.

Para comprender qué requisitos debe reunir un sucesor de Evo es necesario entender que el Movimiento al Socialismo (MAS), que llevó al poder al primer presidente indígena de América, es un conglomerado de organizaciones políticas, sociales y populares, pero que todas tienen un fuerte contenido indígena andino.

En este sentido, por el momento el aspirante más firme a la sucesión es el canciller David Choquehuanca, un indígena aymara nacido hace 54 años, muy cerca del lago Titicaca, que aprendió el español al ingresar a la escuela y que tuvo toda su trayectoria militante en el ámbito rural comunitario. Además, es un graduado universitario, con posgrado en Historia y Antropología, y aliado incondicional de Evo, que lo acompaña en el gobierno desde hace más de una década.

"Choquehuanca es el único que tiene posibilidades de mantener cohesionado al MAS. Ninguno de los otros potenciales candidatos cuenta con el capital simbólico que implica su origen indígena", explicó Pedraza. "Empezando por su apellido, sus credenciales indígenas son incluso más puras que las de Evo", agregó el experto.

En el segundo lugar, aunque hoy muy lejos de las posibilidades de Choquehuanca, está la hija del presidente, Evaliz Morales, de apenas 21 años. Su edad parece descalificarla como postulante, pero ya fue mencionada explícitamente como heredera política de su padre por varios miembros del MAS. Y la propia Evaliz dijo hace algunos meses: "Si es que la Pachamama lo quiere, vamos a ver de seguir los pasos de mi papá".

Fruto de una relación del presidente con una dirigente sindical, Evaliz fue reconocida como hija del presidente recién en 2002, luego de un juicio por paternidad. Ahora Evaliz actúa frecuentemente como primera dama y el mandatario se refiere a ella cariñosamente como "mi enana".

La joven estudia derecho en la Universidad Católica Boliviana y acompañó al presidente en varios viajes oficiales.

El resto de los probables sucesores de Evo pueden tener importantes credenciales políticas, pero carecen de raigambre indígena. En ese grupo se destaca el actual ministro de la presidencia, Juan Ramón Quintana, un ex militar y sociólogo de 55 años, hábil político al que el presidente suele encargarle las tareas más difíciles, y que muchas veces es citado como el hombre más poderoso dentro del gobierno.

Por último, también fue mencionada como potencial aspirante Gabriela Montaño, una médica mestiza de 40 años que fue senadora y ahora preside la Cámara de Diputados.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas