Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La intuición iluminó al héroe menos pensado en Wembley

Atajó tres penales para que Manchester City ganara la Copa de la Liga; suplente en la Premier y la Champions, fue titular en la final pese a la presión sobre Pellegrini para excluirlo

SEGUIR
LA NACION
Lunes 29 de febrero de 2016
0

La noche anterior había visto numerosos videos para analizar cómo ejecutaban los penales varios de los jugadores del Liverpool. Este tipo de definición era una posibilidad en caso de que la final de la Copa de la Liga finalizara empatada al cabo de los 90 minutos y del suplementario de 30, lo cual ocurrió: 1-1, con goles brasileños de Fernandinho y Coutinho.

Previsor, en la víspera, Wilfredo Caballero visualizó y memorizó movimientos y porcentajes de las direcciones de los remates. Tenía la información y aprendida la lección, pero llegado el momento de la verdad, Caballero fue el héroe de la conquista de Manchester City por una vía mucho más espontánea: la intuición. "Habíamos mirado como mil videos, pero al final patearon para otro lado. A veces no sirve de nada tanto estudio. Me salvó la intuición, tuve suerte", dijo a radio La Red Caballero, que atajó tres (Leiva, Coutinho, Lallana) de los cuatro remates. El único que lo engañó fue el primero, el del turco Emre Cam, con un suave globito que entró por el medio. En los restantes, con dos estiradas a su izquierda y otra a su derecha, hizo buenas las conversiones de sus compañeros Navas, Sergio Agüero y Yaya Touré. La serie para el City había empezado mal, con el penal desperdiciado por Fernandinho.

La Copa de la Liga es la menos importante de las competencias que integran la ajetreada agenda de Manchester City. Está por detrás de la Champions, la Premier League y la FA Cup, pero no deja de ser un motivo de emoción y reivindicación para Willy Caballero y el director técnico Manuel Pellegrini. Ambos tienen una relación profesional de confianza y respeto, que además dio paso al afecto. Hace un año, en una entrevista con LA NACION, el arquero reconocía la influencia del entrenador chileno en su carrera: "Le debo mucho a Manuel, me ayudó a crecer. En lo deportivo me dio la posibilidad de jugar en la primera división de España (en Málaga), algo que se me estaba haciendo muy difícil porque llevaba seis años y medio en segunda con Elche. Con Pellegrini disputé la Liga de Campeones y fue el que me pidió para Manchester City".

La afinidad entre ambos no desconocía una realidad deportiva: el titular del City es Joe Hart, que además es el guardavallas del seleccionado de Inglaterra. Hart es indiscutible para ocupar el arco en la Premier y la Liga de Campeones. Para Caballero quedan las copas de la Liga y la FA Cup, en la que el City había sido eliminado hace una semana con un contundente 5-1 de Chelsea. Esa goleada, en el ambiente del club y en los medios de la ciudad, fomentó una corriente para que Pellegrini incluyera en la final a Hart y dejara al margen a Caballero, que había atajado en toda la campaña, con triunfos sobre Sunderland, Hull City, Crystal Palace y Everton.

El City viene de una temporada en la que no obtuvo ningún título y hace poco más de un mes anunció que a mediados de año asumirá Pep Guardiola. Relegado en la Premier -con un partido menos está a nueve puntos del líder Leicester-, se ilusiona con la Liga de Campeones, en la que está a un paso de llegar por primera vez en la historia a los cuartos de final. Las circunstancias empujaban a Pellegrini a una situación de debilidad que él no estuvo dispuesto a tolerar: "Prefiero perder el título a perder mi palabra. Gran parte de la prensa estaba esperando para criticarme si Caballero cometía un error. Tengo mucha confianza en él. Estoy muy contento por el plantel y el cuerpo técnico, pero mucho más por Willy".

Caballero agradeció el apoyo del entrenador: "Manuel es un hombre de palabra, me dio su confianza". Muy emocionado, felicitado y manteado por sus compañeros sobre el césped de Wembley, el arquero recordó que no disputaba una final desde la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de 2004. En realidad, él estuvo en el banco y el titular fue Germán Lux. Willy sí había sido titular en todo el Preolímpico de Chile, en el Sub 23 que dirigía Bielsa.

A los 34 años, tiene contrato en el City hasta mediados de 2017. Caballero se formó en las inferiores de Boca, donde tomó como referente a Oscar Córdoba y desde donde emigró a Europa porque Abbondanzieri era fijo en el arco. Además de atajar, su otra habilidad con las manos es para el dibujo. Como en los penales, el trazo va hacia donde le indica su intuición.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas