Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los reformistas iraníes consolidaban su victoria sobre los ultraconservadores

La coalición de Rohani recibió un fuerte apoyo en los comicios parlamentarios

Lunes 29 de febrero de 2016
0

TEHERÁN.- Irán confirma el comienzo de su transformación. Los resultados de ayer de las elecciones en las que se renovó la composición del Parlamento y de la Asamblea de Expertos permiten constatar varios cambios: que ha resurgido con fuerza el movimiento reformista en el país, un claro apoyo al presidente Hassan Rohani y a sus políticas, y el rechazo generalizado de la población hacia los sectores más radicalizados del régimen.

Teherán, la mayor circunscripción electoral del país, ha sido el lugar donde estos vientos de cambio se han proclamado en forma más contundente. La lista Esperanza, conformada por una alianza de reformadores y moderados iraníes respaldada por el gobierno de Rohani, logró conquistar los 30 escaños parlamentarios en disputa. Hasta ayer, el líder de la lista de los conservadores, Gholam Ali Hada Adel, quedaba en el puesto 31 y, por lo tanto, fuera del Parlamento. La victoria fue encabezada por Mohammad Reza Aref, ex candidato reformista en las elecciones presidenciales de 2013 de las que se retiró en la primera vuelta permitiéndole entonces ganar al hoy presidente Rohani.

En cuanto a la Asamblea de Expertos, organismo responsable de designar, en caso de muerte o renuncia, al líder supremo del país, los reformistas lograron 15 de los 16 representantes en Teherán.

La contundencia del resultado en la capital iraní fue acompañada por una gran elección en las demás circunscripciones, especialmente en las más pobladas. Y, a pesar de que los conservadores, el grupo que acoge a los elementos más radicales de la política iraní y cercano al líder supremo Ali Khamenei, mantendrá un gran número de diputados, el resultado positivo de los reformistas pone fuera de alcance la posibilidad de entorpecer las políticas de cambio del gobierno.

Así, el presidente Rohani, un religioso pragmático, logra reforzar su poder en la primera prueba electoral posterior al acuerdo nuclear internacional y al levantamiento de las sanciones contra la república islámica.

"Han creado una atmósfera nueva con el voto", escribió ayer el presidente de Irán en Twitter. Es que, más allá del reparto final de escaños entre los diversos grupos políticos, Rohani logró un fuerte respaldo a sus políticas moderadas, de apertura económica y de acercamiento a Occidente,

El movimiento reformista, luego de boicotear las elecciones legislativas de 2012 en protesta por considerar fraudulenta la reelección del presidente ultraconservador Mahmoud Ahmadinejad, en 2009, resolvió presentarse este año en masa a la consulta electoral, a pesar de que muchos de sus candidatos fueron vetados por el Consejo de Guardianes de la Constitución. Para fortalecer sus posibilidades de victoria, los reformistas se aliaron con los moderados y presentaron la lista Esperanza, que logró la sorpresiva victoria de ayer.

Los más conservadores también organizaron una coalición para estas elecciones en sintonía con Khamenei, quien, a pesar de aprobar el acuerdo nuclear con las grandes potencias, manifestó su preocupación por la posible infiltración extranjera que podrían traer los reformistas y moderados. La conservadores más radicales, opuestos al acuerdo nuclear, fueron eliminados de las elecciones.

Agencias EFE, AFP y ANSA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas