Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ni Milito, ni Bou, ni López: esta vez el golazo fue de Roger

Martínez anotó de taco el 1-0 ante Boca; cuando volvió en enero, había nueve delanteros en el plantel de Racing, pero ahora hace méritos para quedarse con la titularidad

SEGUIR
LA NACION
Lunes 29 de febrero de 2016
Ya salió el taco de Roger Martínez, que terminará dentro del arco de Orion
Ya salió el taco de Roger Martínez, que terminará dentro del arco de Orion. Foto: Fabián Marelli
0

En Avellaneda hubo un héroe inesperado. Como en tantas otras ocasiones a lo largo de la historia del fútbol, el hombre que acaparó los flashes y que copó las portadas de los diarios y suplementos deportivos de hoy terminó siendo alguien que no estaba en los planes.

En la victoria de Racing ante Boca, los hinchas locales esperaban un festejo del gran ídolo, Diego Milito, o bien otro de Gustavo Bou, de buena racha personal ante el conjunto xeneize. Incluso soñaban con ver otra pirueta mágica de Lisandro López, como la chilena agónica ante Independiente. Pero los futbolistas más cotizados esta vez no desequilibraron. El emblema albiceleste apenas mostró destellos de su clase, el N° 7 pesó poco y nada en la media hora que jugó, y el Licha fue esta vez un espectador de lujo, sentado en el banco de suplentes.

El elegido fue Roger Martínez, el que definió de lujo, con un taco perfecto con el que se adelantó a Daniel Dïaz en el área chica, cuando apenas se jugaban 10 minutos. El que se llenó la boca de gol. El que hizo vibrar al Cilindro en el primer ataque profundo de la tarde. El que recibió el abrazo de todos sus compañeros. El chico de la tapa.

Es curiosa la historia del autor del 1 a 0, que le permite a Racing prolongar su buen momento ante Boca. Este colombiano no tenía lugar en el equipo y debió jugar el torneo de 2015 con la camiseta de Aldosivi. En el conjunto marplatense disputó 20 encuentros y marcó seis goles. Poco antes, en el segundo semestre de 2014 había vestido los colores de Santamarina, de Tandil, en la B Nacional.

No es la primera vez que este delantero amarga a Boca. En la fecha 13a del torneo de 2015, Martínez señaló el segundo gol del histórico 3-0 del Tiburón en la Bombonera. Ahora, otra vez, un tanto suyo sacude al equipo de Arruabarrena.

A comienzos de 2016 regresó a Racing y sabía que debía pelear el puesto con otros ocho delanteros. Algunos de ellos emigraron (Pavone, Castillón, Dinenno), pero la empresa igual no iba a ser sencilla. Sí contaba con algo a favor: el nuevo DT Sava quería que se quede.

Su desfachatada juventud le permite practicar definiciones sin miedo al ridículo. Como la de ayer. Fue su tercer festejo en lo que va del año. El primero sirvió para sellar el 3 a 1 a Independiente en Mar del Plata, por el torneo de verano. El siguiente se produjo el último miércoles, cuando después de dejar a cuatro rivales en el camino, anotó el segundo de la goleada 4-1 sobre Bolívar, por la Copa Libertadores.

"Trato de mirar y de aprender de mis compañeros, que son extraordinarios", reconoció a comienzos de año este hombre nacido en Cartagena de Indias. Y confesó: "Cuando me fui, no quería irme de Racing. Quería quedarme y pelear un puesto. Pero el paso por Aldosivi me dio experiencia y madurez; y ahora tengo una felicidad inmensa". Ese tesón y esa humildad tuvieron premio anoche, en Avellaneda.

Tuvo la astucia que le faltó a un Boca limitado

Racing pegó primero

En el primer ataque a fondo, la Academia marcó el 1 a 0. El tanto de taco de Roger Martínez le permitió al equipo local manejar los tiempos del partido y jugar con los nervios del equipo visitante.

Sin faro

En Boca volvió a quedar en evidencia que la ausencia de un 9 de área nubla las posibilidades de gol del equipo de la Ribera. Como había ocurrido el miércoles pasado en Colombia, en el 0 a 0 por la Copa Libertadores con Deportivo Cali, los jugadores xeneizes llegaban con la pelota dominada hasta el borde del área rival y una vez allí no sabían cómo continuar la jugada.

Decisiones erradas

Los cambios que efectuó Rodolfo Arruabarrena no sólo no funcionaron, sino que además marearon al conjunto. La salida de Rodrigo Bentancur (el más claro de Boca) por Andrés Chávez y la de Pablo Pérez (otra vez amonestado) por Leonardo Jara dejaron sin juego al mediocampo visitante.

Inteligente y sólida

La defensa de Racing cumplió un papel fundamental. Apoyada en el arquero Nelson Ibañez y en los centrales Luciano Lollo y Nicolás Sánchez, la última línea contuvo a un Boca previsible, de escasas ideas ofensivas.

El regreso de Osvaldo sigue sin fecha definida

La actuación en Avellaneda dejó otra vez en evidencia la escasez de hombres de área en Boca. En ese contexto, el equipo necesita cuanto antes el regreso de Daniel Osvaldo. La evolución de la fractura del quinto dedo de su pie derecho es favorable, el futbolista ya comenzó a realizar tareas más exigentes, pero su presencia no está asegurada para el partido del jueves ante Racing, en la Bombonera, por la Copa Libertadores. Si no está bien, no será arriesgado.

Roger Martínez

"Esperé tanto este momento que estoy muy feliz por los dos goles convertidos en la semana y que sirvieron para que el equipo sumara dos triunfos. Racing necesitaba ganar para no quedar lejos"

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas