Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cada cosa en su lugar

Martes 01 de marzo de 2016
0

"La magia del orden" es un libro escrito por una organizadora profesional japonesa, Marie Kondo, que se ha convertido en un fenómeno de ventas. Algunos de sus consejos, dirigidos a hacer del orden un hábito diario, pueden sintetizarse en eliminar cosas o decidir correctamente dónde guardarlas. "Las habilidades que construyes cuando aprendes a ordenar tu casa pueden influir en el resto de tu vida de muchas formas positivas", afirma. Recomienda comenzar por lo más fácil y despedirse con gratitud de cada cosa que se desecha, pues nada que no proporcione alegría debería conservarse. Este manifiesto contempla que lo que no necesita uno tampoco lo necesita nadie de la propia familia y que si se ordena bien una vez, siempre permanecerá ordenado. Controvertido, por cierto. En el universo kondiano, aquellas cosas que aprendemos a valorar no sólo aumentan en nosotros la cuota de placer, sino que nos ayudan también a ser más amables y generosos con las personas. Ordenar la casa es también, en sus términos, ordenar los propios asuntos y hasta la propia historia.

Asociado con el orden y el buen trato hacia las personas, pero en otro contexto, avanza la campaña de bien público "Cada cosa en su lugar" (www.cadacosaensulugar.org) del Consejo Publicitario Argentino (CPA), que propone reflexionar sobre el equilibrio entre vida familiar y laboral. Para ello, se puede acceder a través del sitio a un cuestionario que ayuda a percibir el propio escenario de balances y documentos para la reflexión. Los resultados revelan que los hombres perciben mayor reclamo de la familia que las mujeres y que son ellas quienes consideran contar con mayor habilidad para conciliar ambos aspectos de su vida.

Vivimos jornadas de trabajo intenso, con exigencias y presiones que repercuten en nuestra salud y que afectan a la familia. El consabido estrés laboral atenta contra el desarrollo armónico de las personas e influye en los vínculos, de allí que la campaña apunte a concientizar a empleados y a empleadores, pues se trata de una cuestión por resolver para superar evitables culpas y tironeos.

Las piezas gráficas, que pueden compartirse también en las redes, giran en torno a ocurrentes y efectivas frases como "Que una pila de trabajo no te quite pilas para estar con tus hijos", "Que un desacuerdo con tu pareja no arruine un acuerdo con tu jefe", "Que un día largo no ponga tu amor en corto", "Que una planilla de números no le reste horas a tu tiempo libre", "Que el nacimiento de un proyecto no te aleje de quienes te trajeron al mundo".

Destacan desde el sitio que no se trata de enseñar, sino de contribuir a recordar cosas que todos hemos aprendido. Con el apoyo de numerosas instituciones, como el Centro de Conciliación, Familia y Empresa del IAE Business School de la Universidad Austral, la Asociación Argentina de Orientadores Familiares, la Fundación Padres, Fundalam, Grupo Sólido, Centro de Investigaciones en Ecología Social, Home Renaissance Foundation, Work&Family Foundation Canada y Sembrar Valores Asociación Civil, el CPA reinstala una cuestión relevante con un enfoque positivo.

Todos contamos con herramientas para ordenar nuestra casa y nuestra vida. No es tarea sencilla, pero el beneficio bien vale el esfuerzo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas