Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ejecución en Boedo: revisan los celulares

Una de las víctimas habló por teléfono en el taxi

SEGUIR
LA NACION
Martes 01 de marzo de 2016
0

Durante el viaje en taxi desde la esquina del shopping Abasto hasta el barrio de Boedo, Juan Alberto Gutiérrez Pedroza, de 40 años, y Neptalí Cabrera Campos, de 31, los dos peruanos acribillados por al menos otros tantos sicarios, no charlaron. Pero uno de ellos sí tuvo una breve comunicación telefónica. Esa llamada y otros datos que se puedan recuperar de los teléfonos celulares de ambas víctimas de la ejecución podrían ser la clave para avanzar en la investigación del doble homicidio.

Sí, para los investigadores judiciales y policiales no hay dudas de que se trató de un ajuste de cuentas que podría estar vinculado con el narcotráfico.

Según informó a LA NACION una calificada fuente de la Policía Federal, el 15 de octubre pasado Cabrera Campos había sido detenido por la Superintendencia de Drogas Peligrosas en un allanamiento en Larrea al 400, Balvanera (cerca del Abasto), donde le secuestraron 150 dosis de paco. Fuentes judiciales agregaron que también tenía un pedido de captura dictado por un tribunal oral, en una causa por robo.

En la investigación del doble crimen, a cargo de los fiscales Marcelo Munilla Lacasa y Adrián Giménez, declaró ayer el taxista de 57 años que fue herido en un brazo durante la ejecución. Dijo que no podría reconocer a los asesinos. Sí relató que subió a los dos pasajeros en Corrientes y Anchorena, en la esquina del Abasto, y que le pidieron ir hasta Fernández de la Cruz y avenida La Plata, en Nueva Pompeya. Fue a las 23.30 del sábado pasado. Cuando se detuvo ante el semáforo en Chiclana y Castro Barros, en Boedo, un VW Fox negro se detuvo a su lado.

"El taxista dice que por lo menos uno de los atacantes se bajó del auto y que por su ventanilla metió un arma que comenzó a disparar en ráfagas. Él se cubrió el rostro con las manos. Recuerda haber visto una sombra, como si fuera de otro atacante", explicaron fuentes de la causa.

Como informó LA NACION en su edición de ayer, los asesinos dispararon al menos 47 tiros de calibre 9 mm. Una de las víctimas recibió 20 impactos; la otra, seis.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas