Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otro rumbo,sampaoli y barros schelotto, los perfiles para la reconstrucción

Con el final del ciclo de Arruabarrena, una novela de remate anunciado tras la caída ante Racing, el santafecino y el Mellizo asoman para tomar las riendas en Boca; la participación del entorno de Tevez en la negociación; Schiavi dirigiría pasado mañana por la Libertadores

SEGUIR
LA NACION
Martes 01 de marzo de 2016
0

Era una cuestión de tiempo. El ciclo de Rodolfo Arruabarrena se terminó. Una comunicación del presidente Daniel Angelici resultó suficiente para provocar la salida. El entrenador no estaba demasiado convencido de dejar su puesto, sentía que le quedaban fuerzas para torcer el rumbo. Lo concreto es que desde la conducción del club no había más crédito para ofrecerle, porque Racing vuelve asomar en el horizonte, ahora por la Copa Libertadores, y River acecha por el torneo local.

Esa es la superficie, la cuestión siempre fue mucho más profunda. Para entender la situación hay que recordar que el Vasco llegó a ser DT de Boca porque no había más alternativas y él respondió con dos títulos: el torneo local y la Copa Argentina 2015. El influjo de esas conquistas extendió la relación -le quedaban 16 meses de contrato-, aunque lo real es que nunca fue el entrenador que le quitaba el sueño a Angelici y tampoco el que cautiva a Carlos Tevez. Y ése no es un detalle menor.

La situación estaba resuelta mucho antes de perder con la Academia, anteanoche, en Avellaneda. El proceso estalló cuando Boca cayó con San Lorenzo por 4-0, por la Supercopa Argentina. En ese momento, el presidente de Boca entendió que el tiempo estaba agotado. Pero el mandamás xeneize demoró esta situación porque no tenía técnicos de su gusto disponibles. Así como es real que por entonces Angelici vio al DT con energías para continuar y por eso determinó que era saludable dejarlo, ahora también fue el propio presidente el que terminó esta novela con final anunciado.

Foto: LA NACION

El entrenador tenía deseos de continuar, aunque ya no hubo negociación. Angelici le pidió reunirse cara a cara, pero eso jamás sucedió. Por la tarde, el encuentro fue entre el Vasco y su representante, Eduardo Gamarnik, quien le llevó a Arruabarrena la noticia de la ruptura del vínculo. Lo habían echado, en palabras más ajustadas a la realidad. El desenlace de esta historia parece que ha dejado algunas heridas, porque Arruabarrena daría hoy una conferencia de prensa, pero pretende evitar hacerlo junto al presidente.

No hay tiempo para planificar, porque Racing y River están demasiado cerca en la agenda. Sin embargo, hay un nombre que siempre estuvo dentro del gusto de Angelici: Guillermo Barros Schelotto. El deseo del presidente desde que desembarcó en diciembre de 2011 fue tener a los Mellizos en el banco de los suplentes. Es real que tienen el guiño de Tevez para la llegada; sin embargo, una supuesta negativa de Guillermo a querer reunirse con Adrián Ruocco, hombre fuerte en la vida hoy de Boca y representante del Apache, habría generado algo de tensión.

Todo lo que quiera Tevez no es menor. Por eso, el nombre de Jorge Sampaoli tomó fuerza, aún cuando el ex técnico de la selección de Chile había asegurado hace pocos días que su sueño era dirigir a River. El asunto es que, para Tevez ese no sería un problema y es una opción que nace porque el N° 10 siempre quiso a Marcelo Bielsa, pero -como ese deseo no prosperó- entendió que era bueno tener un discípulo del Loco. En los últimos días, el casildense recorrió las instalaciones del club y lo habrían sondeado para conocer si aceptaría hacer una experiencia allí. Anoche, trascendió que Ruocco junto con Matías Ahumada, tesorero de Boca, estuvieron en el restaurante Tiramisú de Santiago, de Chile, reunidos con Sampaoli.

No hay demasiado tiempo y Boca necesita un técnico. Si bien algunos aseguran que Rolando Schiavi -actual DT de la Reserva- podría ser el interno ante Racing y en el superclásico, otra fuente cercana a Angelici entiende que quizá hoy, por la tarde, ya pueda anunciarse al nuevo entrenador, que no escaparía de Barros Schelotto o Sampaoli. El presidente le da mucho valor a la opinión de Tevez. Habrá que ver si ahora le puede cumplir otro deseo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas