Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detuvieron a dos hombres por el crimen de las turistas argentinas

En Ecuador sospechan que habrían asesinado a María José Coni y Marina Menegazzo en medio de un ataque sexual; uno de los acusados sería un agente de seguridad; la familia duda de la versión oficial

SEGUIR
LA NACION
Martes 01 de marzo de 2016
Las víctimas, Marina Menegazzo y María José Coni
Las víctimas, Marina Menegazzo y María José Coni. Foto: Facebook

Ayer, a través de su cuenta de Twitter, el ministro del Interior de Ecuador, José Serrano, dio la noticia: habían detenido a dos personas presuntamente implicadas en el asesinato de las dos jóvenes argentinas en la localidad de Montañita, en Ecuador. Los acusados, que fueron identificados como Alberto Segundo Mina Ponce y Aurelio Eduardo Rodríguez, alias "El Rojo", son ecuatorianos y tienen 33 y 39 años, respectivamente. El primero sería un agente de seguridad comunal.

El fiscal que interviene en la causa de las mendocinas Marina Menegazzo, de 21 años, y María José Coni, de 22, Eduardo Gallardo Rodas, avanzó en el relato y aseguró -en diálogo con Radio La Red- cómo uno de los detenidos se había quebrado y confesado el asesinato. Según pudo saber LA NACION de fuentes oficiales de Ecuador, se trataría de Mina Ponce; en cambio, Rodríguez habría negado su participación. "Las chicas se habían quedado sin dinero y se pusieron en contacto con un amigo que, a su vez, las contactó con otro amigo que vivía solo y les dio hospedaje -contó Gallardo Rodas-. Según confesó el detenido, de acuerdo al relato del fiscal, el sospechoso y su amigo estaban alcoholizados y uno llevó a una de las chicas a su cuarto e intentó abusarla, la joven se resistió y el hombre le pegó con un palo en la cabeza que la mató instantáneamente." Y agregó: "Asustado, corrió a la otra habitación y encontró a la otra joven apuñalada en el tórax, sangrando".

Equipo forense argentino

"Hemos recibido a los familiares de las jóvenes y no están conformes con el curso de la investigación -dijo vía telefónica a LA NACION el cónsul argentino en Guayaquil, Alberto Balboa-. Están preocupados, notan que todo va con demasiada prisa y ellos insisten en la necesidad de profundizar en el caso. Por eso solicitaron al gobierno argentino la intervención de un equipo forense local." Según los familiares y amigos de las víctimas, la versión difundida ayer por la policía de Ecuador, que sostiene que fueron atacadas por dos hombres alcoholizados a quienes Menegazzo y Coni le habrían pedido alojamiento, es poco creíble; "un testimonio absurdo". Y se inclinan en pensar en que las jóvenes fueron víctimas de una "red de trata de personas" (ver aparte).

Ayer, el presidente Mauricio Macri señaló que se había comunicado con los familiares de las jóvenes. "Puse a su disposición la asistencia legal que necesiten y al embajador argentino en Ecuador", dijo.

Mientras las autoridades locales avanzan en la investigación del caso, apareció un informe elaborado por la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Ecuador (Dinased). En el documento se establecen fechas precisas del caso y se revela que hubo un móvil sexual detrás de los asesinatos.

Según se desprende del informe, al que accedió LA NACION, un primer cuerpo había sido encontrado el jueves pasado en la playa de Montañita. Eran cerca de las 23 y personal de la Dinased halló el cadáver de una mujer. "Se encontraba envuelta en un saco de yute y una funda plástica con cinta de embalaje", se lee en el escrito. El cuerpo presentaba "presuntamente de 3 a 4 días de estado de descomposición", dato que ubicaría la fecha del crimen el 22, el último día en que las jóvenes se comunicaron con sus familiares.

Pocas horas después, el cadáver fue trasladado hasta Guayaquil por disposición del fiscal para la respectiva autopsia.

El viernes pasado, la policía de Ecuador tomó conocimiento de la desaparición de las turistas argentinas y comenzó un operativo para cotejar las identidades. Lo hizo a través del cónsul argentino, Gustavo Federico Basterrica.

Según explica el informe, finalmente anteayer se realizó un cotejamiento entre el cuerpo hallado el jueves y la información recolectada. El resultado fue que había coincidencias entre "la dentadura, los rasgos característicos de nariz y labios, y finalmente las fichas dactilares. Se trataba de María José Coni, de 22 años".

Ante esto, la Dinased ordenó un segundo rastrillaje, más minucioso, del lugar donde había sido encontrado el primer cadáver. A poca distancia, escondido entre la maleza y también "embalado en sacos de yute y fundas plásticas de color negro", fue encontrado el cuerpo de Menegazzo.

Allanamiento

También informa que se realizó un allanamiento en la casa de Ponce Mina, donde se encontraron manchas de sangre y objetos que "presuntamente" pertenecían a las víctimas. Otro dato del informe policial tiene que ver con el móvil del crimen. Si bien todavía no terminaron los estudios sobre los cuerpos, el informe oficial habla de una "motivación sexual" de los crímenes. Además se confirma que las chicas fueron atacadas con un "objeto contuso" (un palo) y con arma blanca.

"Ayer me han llamado desde las embajadas de varios países de la región preocupados por la terrible noticia -contó el embajador argentino en Ecuador, Alberto Álvarez-. Los familiares están aquí y no están conformes con el seguimiento del caso. Han pedido nuevos estudios y quieren que se investigue a fondo, y ya se han reunido con las autoridades locales para avanzar en el tema. Buscan la verdad para poder reconstruir la historia completa."

Una casa, en la mira judicial

Uno de los dos detenidos por el crimen de María José Coni y Marina Menegazzo confesó, según indicó el fiscal de la causa, Eduardo Gallardo, que llevaron a las jóvenes a una casa en el barrio de Nuevo Montañita, a 200 metros del centro de la ciudad balnearia. Allí, según las sospechas de la fiscalía, habrían ocurrido los asesinatos.

Dentro de la vivienda, la policía encontró "maculaciones de color rojizo en el piso, el colchón, almohada, pantalón de jean y guantes de látex de color amarillo y fundas negras con cintas de embalaje". Afuera, en la parte posterior de la casa, entre los matorrales, aparecieron dos mochilas que pertenecerían a las jóvenes y fundas plásticas.

Te puede interesar