Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detienen a una funcionaria por el escándalo de la ex pareja de Evo

Cristina Choque, que trabaja en el Ministerio de la Presidencia, es sospechosa de tráfico de influencias a favor de Gabriela Zapata

Martes 01 de marzo de 2016 • 11:25
0

LA PAZ.- El escándalo de la ex pareja del presidente boliviano, Evo Morales , parece no tener fin. Ayer la policía boliviana detuvo por supuesta corrupción a la funcionaria del Ministerio de la Presidencia Cristina Choque, que es amiga de Gabriela Zapata, la ex pareja de Evo que ya se encuentra en prisión por supuestos delitos económicos.

Evo, ayer durante una conferencia de prensa
Evo, ayer durante una conferencia de prensa. Foto: AP

Choque es la jefa de la Unidad de Apoyo a la Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, oficina que debe dar asistencia a las tareas benéficas de la primera dama, un cargo oficialmente sin cabeza debido a la condición de soltero del presidente Evo Morales.

Choque fue detenida ayer cerca del mediodía al salir de un edificio en la ciudad de La Paz y trasladada a una unidad policial anticorrupción.

La funcionaria es sospechosa de haber facilitado a Zapata el ingreso a las oficinas de esa institución para la supuesta celebración de reuniones con empresarios privados que habrían derivado en ganancias para la ex pareja del gobernante.

Choque y Zapata eran militantes del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) y en los medios circulan fotos de ambas participando en movilizaciones políticas de apoyo a Morales.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, afirmó que tiene informes preliminares sobre unas supuestas reuniones de Zapata con empresarios privados en las oficinas de Apoyo a Gestión Social.

Además, según García Linera, también se descubrió que algunas de las visitas de Zapata a esa oficina no eran registradas oficialmente por orden de Choque, y que otro funcionario de la misma entidad hizo transferencias de dinero a una cuenta de la ex novia de Morales.

Zapata está detenida de forma preventiva desde el fin de semana en una cárcel del sur de La Paz, acusada de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento de particulares con afectación al Estado y uso indebido de influencias en grado de complicidad.

La oposición también ha denunciado que dada la relación entre Zapata y Morales debe investigarse un supuesto tráfico de influencias con la empresa china CAMC Engineering (Camce), que firmó varios contratos con el Gobierno por 566 millones de dólares.

El gobierno aceptó la investigación de los contratos de Camce por la Contraloría y una comisión del Parlamento.

El hijo de Evo

Además, de esa relación nació un chico en 2007, sobre el que Morales y la familia materna del menor polemizan debido a que el mandatario afirmó que había fallecido tras nacer, mientras los familiares de Zapata aseguran que el pequeño está vivo y tiene entre ocho y nueve años.

A través de un comunicado público, el abogado de la familia Zapata en Cochabamba, Moisés Kestenbaum, pidió respeto a la privacidad del menor y repudió la forma y el modo cómo Gabriela Zapata fue tratada en los medios y en la justicia, informó el diario boliviano El Deber.

Por su parte, el gobierno afirmó que hay una "articulación política" para atacar a Evo con las denuncias sobre Zapata y el hijo que tuvieron ambos en 2007, aduciendo que los hermanos de la mujer tienen relación con legisladores opositores.

Agencias EFE

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas