Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Crece el escándalo por un cura británico consumiendo cocaína

Un día después de darse a conocer el video de Stephen Crossan, de 37 años, aspirando la droga, se esperan sanciones drásticas para el religioso

Martes 01 de marzo de 2016 • 13:57
El sacerdote en el momento en que aspira cocaína con un billete
El sacerdote en el momento en que aspira cocaína con un billete. Foto: Archivo

Un día después de darse a conocer el video de un sacerdote británico consumiendo cocaína, la polémica continúa y se esperan sanciones drásticas.

Ayer, el diario The Sun hizo público el video en donde se observa a un sacerdote norirlandés aspirando cocaína con un billete de 10 libras esterlinas en la cocina de su parroquia.

El religioso se llama Stephen Crossan, de 37 años y las imágenes fueron tomadas en su hogar, su casa parroquial de Irlanda del Norte, donde también se podían apreciar varios objetos de temática nazi.

Los informantes del diario señalaron que los hechos sucedieron en la parroquia de Crossan luego de una reunión que duró dos días, en la que estuvieron presentes sus amigos. Consumieron cocaína, fumaron cigarrillos y tomaron whisky.

En las imágenes se ve al cura diciendo "no debería hacerlo" antes de tomar un billete de diez libras esterlinas enrollado y aspirar la cocaína que previamente le había preparado un compañero.

Sólo una noche

Al tomar conocimiento de las imágenes, una periodista de The Sun se comunicó con el sacerdote para que explicara lo ocurrido. "Fue sólo una noche y eso fue todo. No tengo problemas con drogas", aseguró Crossan,

Respecto a los artículos nazis que se encontraban en su casa parroquial, el religioso confirmó que existían, pero que no es nazi si no que colecciona artículos históricos. "Hay cosas de todos los países", aseguró.

La fuente del diario inglés, sin embargo, aseguró que "en un momento Stephen se puso una gorra e hizo el saludo nazi. Es impactante. Se supone que debe ser un miembro honorable de la sociedad. No debería estar consumiendo drogas".

Según explica The Sun, tras hablar con testigos de la fiesta, en la casa había recuerdos nazis de todo tipo: banderas, sombreros y un águila con esvásticas, entre otras cosas. Incluso Crossan recibía a sus invitados con un saludo nazi.

"La casa era preciosa, pero nos sorprendió ver el material nazi. Estaba por toda la casa (.) En un momento Stephen se puso una gorra e hizo el saludo nazi. Es impactante. Se supone que debe ser un miembro honorable de la sociedad. No debería estar consumiendo drogas", narra uno de los testigos que ha preferido mantener el anonimato.

Te puede interesar