Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ecuador: la dueña del bar vio a las mendocinas irse con los sospechosos

Aseguró que las jóvenes nunca entraron al boliche; dijo que le pidieron agua y que le contaron que no tenían dinero

Martes 01 de marzo de 2016 • 18:55

María, dueña del bar La Abogadita, de Montañita, Ecuador, en donde las jóvenes mendocinas habrían sido vistas por última vez, dijo que las vio irse con los sospechosos.

"Ellas nunca entraron al bar. Estaban en la esquina, haciendo dedo. Más o menos tipo 3 y media de la tarde. Una de ellas tipo 5 y media se acercó y me dijo si le podía regalar agua porque tenían sed. Le ofrecí una botellita pero me dijo que no tenía dinero porque les habían robado, y que hacían dedo por eso para irse a Guayaquil. Le di una botellita a cada una", señaló la mujer en diálogo con C5N.

"Se sentaron ahí un rato. Tipo 6 de la tarde abrimos el local y ellas seguían sentadas. Cerca de las 8 había clientes de la comunidad. Llegó el chico que se llama El Rojo, que todos lo conocen. Pidió una cerveza, se la di. Salió y cuando salí él estaban conversando el guardia de seguridad y el chico con las dos chicas. Tipo 8 y media más o menos se fueron caminando con el guardia de seguridad y el chico Rojo. Y yo me entré, es todo lo que vi", aseguró.

En tanto, Atilio Alfonso Pilco, abogado de Aurelio Eduardo Rodríguez, alias "El Rojo", afirmó que Alberto Segundo Mina Ponce en la audiencia de hoy "se declaró culpable y narró con lujo de detalles" los asesinatos de Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22).

"(Ponce) contó que él golpeó a una de las chicas (para matarla) y la otra se defendió a capa y espada, forcejearon y él tuvo dos cortes en las manos (mientras la asesinaba con un arma blanca)", aseguró Alfonso Pico respecto a la versión "contundente" que dio el otro imputado ante el fiscal Juan Pablo Arévalo.

Además, el abogado dijo que "Ponce incriminó a 'El Rojo' porque lo presionaron", aunque no dijo a quién se refería.

Según el letrado, su cliente nunca ingresó a la vivienda donde presuntamente ocurrió el doble crimen y sólo acompañó a comprar una gaseosa a las chicas, a quienes les dio alojamiento y se retiró.

Además, el abogado indicó que Rodríguez vio "a unos turistas de acento colombiano" que estaban cerca de la casa.

"La investigación tiene que ser clara, precisa, de acuerdo a los estándares internacionales de investigación y el fiscal se ha precipitado demasiado", expresó.

El abogado Alfonso Pilco pidió "la reconstrucción de los hechos y que se vuelva a hacer una investigación técnica y científica para determinar exactamente quien cometió el crimen".

Al respecto, el letrado exigió que se hagan las pericias "necesarias" para determinar las huellas dactilares de la persona que utilizó el triciclo en el que fueron cargados los cadáveres de las turistas.

"Hay que seguir investigando si Ponce mató a las chicas con otro cómplice", concluyó el abogado defensor.

Te puede interesar