Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Músicos y actores no cobraron sus contratos con el CCK

Es por actuaciones del año pasado y los perjudicados son casi 2500 artistas

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 02 de marzo de 2016
0

Alrededor de 2500 artistas que fueron contratados por el Centro Cultural Kirchner esperan cobrar el dinero pautado por sus presentaciones. Según diversos testimonios, la mayoría de esos papeles fueron remitidos a las universidades públicas con las que el CCK había establecido acuerdo (la Unsam concentra buena parte de esos contratos). Mayoritariamente, los fondos para el pago dependían del Ministerio de Planificación y de la Unidad Ejecutora Bicentenario. En todos los casos, los artistas firmaron sus contratos, del cual no tienen copia, y dejaron su factura de monotributistas a la espera de novedades.

A modo de estado de situación, se enumeran algunos casos testigos. Fábrica de lo sensible, ejemplo uno, se estrenó en septiembre. Lo dirigió Silvio Lang con un equipo de 33 artistas de primer nivel (Gabo Ferro, Diana Szeinblum, Carmen Baliero, Alejandra Flechner, Esteban Meloni, Laura López Moyano, Matthieu Perpoint, Iride Mockert, Celia Argüello Rena, Pablo Lugones y Juan Coulasso, entre otros). El espectáculo fue encargado por el Ministerio de Cultura de la Nación, desde la Dirección de Industrias Culturales con financiamiento del CCK mediante un convenio con la Unsam. No cobraron.

Rosa brillando, ejemplo dos, es una obra de Juan Parodi que hizo funciones en el Ciclo Estrógenas, que tuvo lugar en octubre. En ese ciclo también se programó El rastro, el espectáculo de Alejandro Tantanian con Analía Couceyro, que ya había hecho otra función en julio. Ni unos ni otros cobraron.

En el mismo mes de octubre, ejemplo cuatro, se realizó el ciclo Música y Musiquita de Provincias por el cual pasaron Juan Falú, Verónica Condomí, Melania Pérez y Franco Luciani, entre otros. Como el resto, no tuvieron suerte.

En septiembre, ejemplo cinco, en el marco de un plan federal, y en octubre, en la Cúpula del CCK, Rubén Szuchmacher presentó Escandinavia. Además dio una master class. Tampoco cobró. En situación similar también están afectados agentes de prensa y docentes contratados para la ocasión.

Con el nuevo gobierno y los cambios en el CCK, que ahora depende del Ministerio de Medios Públicos que está en manos de Hernán Lombardi, la demora en el pago por trabajos ya realizados ha continuado. Desde el CCK, después de haber tenido reuniones con los administradores del anterior gobierno, reconocen la deuda y estiman que a fin de esta misma semana, poco a poco, comenzará a regularizarse la situación.

En caso de llamar al conmutador del CCK para pedir por la oficina de administración puede suceder que una persona, amablemente, diga que desde esa central no puede transferir el llamado. Como despedida, agrega: "Sólo podemos brindar información sobre las actividades del centro cultural". Desde mediados de diciembre, el CCK está cerrado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas