Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Descubren una red narco hacia Uruguay

Así calificaban la calidad de la cocaína; detenidos

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 02 de marzo de 2016
0

Cuando los potenciales compradores preguntaban si las "piedras" eran buenas, Juanito Flores Solís respondía: "Sí, directo de allá, de mi pago". El joven, detenido en las últimas horas por la Gendarmería nacional, se refería a que la mercadería era traída desde Bolivia. No se trataba de "piedras", "jaboncitos" y "jugadores", como lo llamaban en las negociaciones. Hablaban de cocaína, droga que era traficada a Uruguay oculta en una lancha que salía desde Tigre.

El presunto jefe de la organización narcocriminal es el padre de Flores Solís, un boliviano residente en la Argentina identificado por fuentes judiciales como Emeterio Flores Caballero, que tiene un pedido de captura. En las últimas horas, además de Flores Solís, fueron detenidos otros dos sospechosos y se secuestraron en Tigre y en Lomas de Zamora 45,900 kilogramos de cocaína.

El caso fue investigado por la Procuraduría de Narcocriminalidad, a cargo de Diego Iglesias, y por el fiscal federal de Lomas de Zamora Sergio Mola, con la dirección del juez federal Federico Villena.

La investigación comenzó en octubre pasado cuando detectives de la Unidad de Operaciones Especiales Antidrogas de la Gendarmería recibieron un mail enviado por la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas de Uruguay sobre una banda narco integrada por ciudadanos argentinos, bolivianos y uruguayos.

"El informe sostenía que la organización narcocriminal estaba liderada por Flores Caballero", según recordó a LA NACION un investigador. La droga salía desde Tigre y tenía como destino Carmelo.

"La embarcación no llegaba a la costa. Desde la embarcación la arrojaban y después había personas que se encargaban de recogerla", explicó una fuente.

Los detectives uruguayos aportaron números telefónicos sospechosos. Una de esas líneas, según el expediente judicial, pertenecía al hijo de Flores Caballero, identificado como Juanito Flores Solís, que se comunicaba con frecuencia con dos abonados de Uruguay.

"Como información de interés, puede destacarse que el pasado 4 de enero, ese usuario intercambió diversos mensajes con un abonado uruguayo en los que se hacía referencia a «blanquitos», «jaboncitos», «piedras» y «jugadores», y se encontraban aparentemente coordinando una entrega", según un dictamen de la Procunar donde se solicitó una serie de allanamientos y detenciones.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas