Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Corte venezolana le quita poder a la Asamblea

El tribunal, dominado porel chavismo, le recortó facultades al Parlamento, controlado por la oposición

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 02 de marzo de 2016
0

CARACAS.- La jurisprudencia a la carta del chavismo sumó una nueva sentencia para apuntalar el gobierno de Nicolás Maduro, en su peor momento, y bloquear la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. Gracias al último fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el Parlamento sólo podrá ejercer su tarea de control respecto al Ejecutivo, "y no sobre el resto de los poderes públicos". Incluido, por supuesto, el propio alto tribunal.

El fallo se emitió horas antes de que la comisión de investigación parlamentaria recomendara revocar la designación de magistrados hecha por la anterior Asamblea tres semanas después de las elecciones parlamentarias, en plena Navidad y saltándose procesos y normativas constitucionales para elegir a militantes y simpatizantes del proceso bolivariano.

El TSJ insiste en que la Asamblea no está "legitimada para revisar, anular, revocar o de cualquier manera dejar sin efecto el proceso interinstitucional de nombrar magistrados", al tratarse de un acto parlamentario y no administrativo. En resumen, el TSJ se blindó a sí mismo y a sus magistrados revolucionarios, sin importar que, según la investigación parlamentaria, se produjeran presiones desde el Estado para la jubilación anticipada de algunos jueces, además de la militancia pública de dos de ellos y la falta de requisitos y de estudios necesarios de la mayoría de los elegidos.

El TSJ, que según la prensa local mantuvo reuniones de última hora con juristas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), rebuscó sus argumentos para asegurar que la "Constitución no avala ni el abuso ni la desviación de poder, sino que plantea un uso racional y equilibrado del poder público, compatible con la autonomía de cada órgano del mismo, con la debida comprensión de la cardinal reserva de informaciones que pudieran afectar la estabilidad y la seguridad de la República".

La sentencia va más allá. Incluso se atreve a dar lecciones de democracia, al decir que el Parlamento debe "representar a todos los ciudadanos y no únicamente a un solo sector, todo ello para dar legitimidad y validez a todas sus actuaciones". Una preocupación repentina: durante 17 años no se molestó en limitar la apisonadora revolucionaria en la misma Asamblea.

Respuesta

"Se veía venir, no es una sorpresa. La dimensión de la sentencia amerita una respuesta bien estudiada", dijo Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea.

"El TSJ se convirtió en un organismo golpista", resumió, por su parte, el escritor Leonardo Padrón.

El fallo esconde limitaciones al control parlamentario sobre el Ejecutivo, que también es relativo: los jueces chavistas decidieron dejar sin efecto el artículo 113 del Régimen Interior y de Debates para limitar las comparecencias y las interpelaciones contra los ministros de Maduro. La excusa es que este control afecta el "adecuado funcionamiento del Ejecutivo" y que puede vulnerar sus derechos fundamentales, por lo que "debe observarse la debida coordinación de la Asamblea con el vicepresidente ejecutivo". El TSJ incluso abre la posibilidad de que los funcionarios de la revolución contesten por escrito.

El largo manto protector del TSJ también cobija con mimo al ejército, que sólo puede ser controlado por Maduro, convertido en comandante de las fuerzas militares revolucionarias, y por el propio Poder Judicial. Para que no quepa ninguna duda, el TSJ da por bueno que a las Fuerzas Armadas Nacionales se haya añadido la palabra Bolivarianas, ya que tanto la Constitución como el país (República Bolivariana de Venezuela) ya la llevan incorporada.

El objetivo del TSJ, que este año volvió a entonar el grito de guerra del chavismo ("¡Chávez vive, la lucha sigue!") durante la inauguración del año judicial, es reducir la Asamblea a una posición de cámara de debates. Y poco más...

Desde la hecatombe electoral revolucionaria, el TSJ protegió a Maduro al decretar la suspensión de tres diputados opositores de Amazonas (para que la Asamblea no cuente con la fundamental mayoría calificada de las dos terceras partes), amenazar con decretar nulas sus actuaciones y ordenar la puesta en marcha del decreto de emergencia económica elaborado por el Ejecutivo, pese a la votación contraria en el hemiciclo.

Una sentencia a la medida del oficialismo

Recortes

Según la Corte, el Parlamento no podrá controlar a ningún poder público, excepto al Ejecutivo

Blindaje

El Parlamento había denunciado la militancia oficialista y las irregularidades en las designaciones de jueces de la Corte

Silencio

El fallo también limita los llamados a comparecer al Parlamento a los ministros del gobierno chavista

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas