Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detienen en Brasil a un directivo de Facebook

Es el vicepresidente regional, el argentino Diego Dzodan; WhatsApp, en la mira

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 02 de marzo de 2016
0

RÍO DE JANEIRO.- En una sorpresiva medida que generó fuertes críticas, la policía federal brasileña detuvo ayer en San Pablo al vicepresidente de Facebook en América latina, el argentino Diego Dzodan, porque la compañía se ha negado a revelar a la justicia mensajes intercambiados por sospechosos en una investigación penal a través de su popular aplicación WhatsApp.

"Esas informaciones fueron requeridas para la producción de pruebas a ser utilizadas en una investigación de crimen organizado y tráfico de drogas, que tramita en secreto de sumario", señaló la policía en referencia al arresto, de carácter preventivo, decidido por el juez Marcel Montalvão, de la ciudad de Lagarto, en el pequeño estado de Sergipe, nordeste de Brasil.

De acuerdo con el Tribunal de Justicia de Sergipe, en tres oportunidades se pidió a Facebook -propietaria de WhatsApp desde 2014- quebrar el secreto de las cuentas bajo la lupa, pero la compañía no cumplió los requerimientos judiciales. Tras la primera orden, se le impuso una multa diaria de US$ 12.500 y luego otra de US$ 250.000, pero tampoco tuvo efecto.

La detención de Dzodan ocurrió en su casa en el barrio paulistano de Itaim Bibi, cuando el ejecutivo salía para trabajar. El argentino fue llevado a la Superintendencia Regional de la policía federal, donde prestó declaración, y luego trasladado al Centro de Detención Provisorio.

"Estamos decepcionados con la medida extrema y desproporcionada de tener un ejecutivo de Facebook escoltado hasta la comisaría debido a un caso que involucra a WhatsApp, que opera separadamente de Facebook. Facebook siempre estuvo y siempre estará disponible para responder a los cuestionamientos que las autoridades brasileñas puedan tener", indicó la compañía. En el pasado, Facebook ha analizado caso por caso pedidos judiciales similares y en varias oportunidades ha cooperado para el avance de investigaciones.

Debido a la tecnología de encriptado end to end ("punto a punto") que protege los mensajes de texto, voz, foto y video intercambiados por medio de WhatsApp, que no cuenta con un servidor de almacenamiento, sería imposible que la empresa revelara la información solicitada, apuntaron especialistas de la industria.

Dzodan es el más alto ejecutivo de Facebook en América latina y asumió el comando de la empresa en la región en junio pasado. Desde las oficinas centrales de Facebook en San Pablo supervisa equipos en Buenos Aires, Ciudad de México, Bogotá y Miami.

Antes de ingresar en la compañía, que también es propietaria de la red de intercambio de fotos Instagram desde 2012, Dzodan había estado a cargo de las operaciones de Software AG para América latina. Previamente fue presidente de SAP para América latina y el Caribe, y cofundador de Certant; trabajó en Aluar y Techint, y se desempeñó como profesor de la Universidad Di Tella. Estudió Contabilidad en la Universidad de Belgrano y tiene una maestría en Administración de la Universidad de Harvard.

No es la primera vez que WhatsApp tiene problemas con la justicia brasileña. En diciembre, tras la orden de un juez de São Bernardo do Campo, San Pablo, que la intimó a dar datos sobre sospechosos en un caso criminal, la aplicación fue bloqueada en todo el país por 12 horas, medida que llevó a que una corte de apelaciones la revocara al día siguiente.

En febrero de 2015, un magistrado de Teresina, Piauí, también determinó el bloqueo de WhatsApp a través de las operadoras de telefonía, por no cumplir con una orden judicial relacionada con una investigación sobre pedofilia, pero las telefónicas se negaron a acatar la decisión.

Por otra parte, en 2012, fue brevemente detenido el presidente de Google en Brasil por orden judicial del estado de Mato Grosso do Sul, que lo acusó de "desobediencia" al no retirar de YouTube -propiedad de la compañía- dos videos que atacaban a un candidato a alcalde.

Un precedente a favor de Apple y en contra del FBI

En un fallo que asesta un revés al gobierno de Estados Unidos en su disputa con Apple en torno a la intimidad y la seguridad pública, un juez federal determinó ayer en una causa por drogas que el Departamento de Justicia no puede invocar una ley de hace 227 años para obligar a la compañía a que ayude al FBI a ingresar en la memoria de un iPhone bloqueado.

La decisión del juez James Orenstein sustenta la postura de Apple en su oposición a la orden de un juez de California para que colabore en el diseño de un programa especializado que permita al FBI entrar en el iPhone de uno de los terroristas que atacó en San Bernardino, en 2015.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas