Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuando meterse de lleno en el profesionalismo tiene matices

La Argentina expone un modelo único entre las potencias, con marcadas diferencias entre los clubes amateurs y los seleccionados, como los Jaguares, que son rentados; cómo se manejan la entrada de dinero y los contratos

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 02 de marzo de 2016
0

DURBAN, Sudáfrica.-El legendario campeón de boxeo Jack Dempsey dijo alguna vez: "Cuando peleás, peleás por una sola cosa: dinero". El tenista Andre Agassi contó en su excepcional biografía titulada "Open" cómo su padre lo atormentó desde chico preparándolo para ser el número 1, al punto de que le hizo odiar el tenis. El fútbol tiene múltiples casos de chicos que son contratados a los 14 años. En definitiva, los deportes de rendimiento hiperprofesional tienen una vía directa con la necesidad. El rugby argentino está ingresando de lleno en el campo rentado, pero con matices bien diferentes -y no sólo en el volumen de dinero que se maneja- al de otras disciplinas: ningún padre lleva a su hijo a un club con el objetivo de ganar plata a futuro. Y si ése es el plan, le hacen saber rápidamente que ése no es el lugar. Es más: hoy por hoy es imposible pensar que ello llegue a pasar, al menos en tiempos cercanos.

El rugby es de los últimos deportes que ingresaron en el mundo del profesionalismo. Orgulloso durante varias décadas de ser el abanderado del amateurismo, en septiembre de 1995, después de la Copa del Mundo de Sudáfrica, vivió el comienzo de la Era Abierta, decretada por la entonces International Rugby Board (hoy World Rugby), que puso fin a otras décadas de escandaloso marronismo. De las potencias, la Argentina fue la última en subirse a ese carro. Recién en el Mundial de 1999 se incorporaron a los Pumas algunos jugadores que cobraban por actuar en Europa, y hasta el de 2011 hubo Pumas amateurs.

El modelo argentino todavía es único entre las potencias: hay un equipo profesional jugando en una competencia profesional, pero los campeonatos domésticos son amateurs. El plan que acaba de cerrar su primera parte con el ingreso en el Súper Rugby tuvo hasta ahora una enorme virtud: bloquear el campo rentado puertas adentro. Por eso, no hay posibilidades de que alguien lleve a un chico a un club con la esperanza de cobrar algo a cambio. Todo lo contrario: tendrá que poner. En el país no existen las academias de rugby.

¿Cómo se maneja la franquicia profesional dentro de la UAR? Como ya se sabe, la unión madre del rugby argentino tiene el 100 por ciento del equipo que colocó en el Súper Rugby. Pero la boca de ingreso de dinero es una sola; no hay una empresa aparte de Jaguares. Lo que se hizo fue ofrecerles un agregado a los sponsors de la UAR, que en su enorme mayoría renovaron los contratos que vencieron después del último Mundial. En términos comerciales, se generó otro producto.

Tres empresas extendieron ese vínculo: Visa, Nike y Personal, que además de ser auspiciantes de los distintos seleccionados estarán también con Jaguares en el Súper Rugby. La UAR intenta vender el paquete, pero si una compañía quiere patrocinar sólo a Jaguares, puede hacerlo, aunque eso aún no ocurrió. Y lo mismo si prefiere quedarse sólo con los Pumas. Lo que sí está claro es que los ingresos se incrementarán notablemente respecto a períodos anteriores, al punto de transformar al rugby en uno de los deportes que manejarán mayor volumen de dinero en la Argentina.

Con la televisión, la situación es distinta. ESPN, que tiene su contrato con la UAR desde hace años, seguirá con su curso habitual doméstico, pero también entró como la dueña de los derechos para América en la alianza comercial (joint-venture) de la Sanzaar. La UAR recibe allí un porcentaje, pero del paquete que se arma con el resto de las compañías de TV: Super Sport (Sudáfrica), Fox (Australia) y Sky (Nueva Zelanda). El ingreso fuerte del Súper Rugby viene de ese rubro. Tanto que es el que lo sostiene. Por ejemplo, con lo que obtiene de derechos, la Argentina prácticamente solventa todos los gastos de contratación de jugadores.

Actualmente, la UAR tiene contratados a 31. Los dirigentes estiman, sobre todo después del inicio en el Súper Rugby, que pronto tendrán que ampliar esa lista. Los próximos saldrán del grupo de 57 jugadores que Daniel Hourcade, la cabeza de los entrenadores de los seleccionados, tiene bajo su óptica.

Los contratados están en relación de dependencia con la UAR bajo la figura legal de temporarios, o sea, durante un lapso fijado, que puede ser de entre uno y tres años. El vínculo indica que los jugadores deben estar a disposición de la UAR no sólo para Jaguares. Un ejemplo: Lucas González Amorosino y Juan Leguizamón estuvieron el fin de semana pasado con Argentina XV -goleó en Rosario a Canadá por el Americas Rugby Championship- y el primero de ellos llegará hoy a esta ciudad para unirse por primera vez a la franquicia, por la lesión de Joaquín Tuculet.

Cuando a esos jugadores les llegue la hora de actuar en los Pumas, el convenio será otro: cobrarán aparte, pero todos la misma cantidad. No hay escalas en los Pumas como sí las hay en los contratados.

¿Qué pasa con los cambios en el Súper Rugby cuando un equipo está fuera de su país? Si es por lesión, los gastos son asumidos por la Sanzaar. Si se trata de una suspensión, debe hacerse cargo la franquicia. Por eso viajó González Amorosino y no un reemplazo para Tomás Lavanini. ¿Y con los lesionados? Están cubiertos en el contrato que les hizo la UAR.

Cómo repercutirá en la Argentina la introducción de un modelo profesional es algo que recién se podrá responder dentro de unos años. Por lo pronto, el rugby sigue su curso natural en los clubes amateurs, donde empieza todo.

Noguera Paz, otra baja para el sábado en los Jaguares

DURBAN, Sudáfrica (De un enviado especial).- De repente, todo quedó en silencio en el intenso entrenamiento de los Jaguares bajo el fuerte sol matutino en el colegio Northwood. Lucas Noguera Paz, el pilar izquierdo que tomó la posta de Marcos Ayerza, quedó tendido en el suelo con toda su humanidad transformada en dolor. El diagnóstico es traumatismo en la rodilla derecha, con lesión en el ligamento femoral interno.

La baja de Noguera Paz, que estará varias semanas sin poder jugar, se suma a la de Jerónimo De la Fuente, que ayer regresó a la Argentina junto al suspendido Tomás Lavanini, por una distensión de ligamentos que podría habérsele agravado si se presentaba el sábado próximo ante Sharks. Además, está con problemas en una costilla Joaquín Tuculet (lo sustituye Lucas González Amorosino).

El lugar de Noguera Paz sería ocupado por Santiago García Botta; Santiago González Iglesias ingresaría por De la Fuente y Matías Alemanno, por Lavanini. El equipo titular se conocerá mañana. Hoy habrá día libre.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas