Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vidal obliga a difundir declaraciones juradas a todos los funcionarios

Ante la Legislatura anunció la medida que dispuso por decreto y que incluye a jefes policiales y penitenciarios

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 02 de marzo de 2016
Vidal dijo que encontró una deuda no documentada de $ 59.000 millones
Vidal dijo que encontró una deuda no documentada de $ 59.000 millones. Foto: LA NACION / Santiago Hafford
0

LA PLATA.- María Eugenia Vidal firmó ayer un decreto que obliga al gobernador, ministros, jefes policiales y jefes del servicio penitenciario a presentar y hacer públicas sus declaraciones juradas de bienes, en 30 días. "No hay espacio para las mafias", dijo la gobernadora al anunciar su decisión ante la Asamblea Legislativa, en un discurso que le sirvió también para trazar un crudo panorama de la provincia que recibió de Daniel Scioli, al que no mencionó, pero al que apuntó de manera inequívoca cuando dijo que no llegó al cargo para "construir una candidatura".

"Me cuesta entender que no les haya importado cambiar las cosas. Yo no estoy acá para construir una candidatura, ni para hacer política. No estoy acá para hacerme rica", dijo Vidal, en el tramo más aplaudido de su discurso. Fue el paso previo para señalar que la "provincia duele" y trazar un panorama de los déficits en hospitales, escuelas, rutas y las deudas millonarias en los ministerios más sensibles: dijo que encontró un déficit de 22.000 millones, una deuda de $ 122.000 millones y otra deuda "no documentada" de $ 59.000 millones.

En el recinto de la Cámara de Diputados, Vidal anunció una reforma política, profundos cambios en el Servicio Penitenciario y en la Policía. También pidió a los legisladores que aprueben la emergencia en infraestructura que solicitó en diciembre. En lugar de una emergencia administrativa, anunció que impulsará una ley de modernización del Estado.

Pero el hincapié estuvo puesto en las estructuras de seguridad. "Vamos a enviarles un proyecto de ley de reformas al estatuto del personal penitenciario para combatir cualquier acto de corrupción interna, controlar la institución y asegurar que los recursos vayan donde tienen que ir", sentenció. Vidal dejó trascender que parte de estas decisiones se tomaron a partir de la triple fuga, hecho que postuló como prueba de la connivencia de las fuerzas con el narcotráfico.

"Estamos convencidos de dar la batalla contra las mafias, la corrupción y la desidia, por eso ya removimos a la cúpula del Servicio Penitenciario y empezamos una reforma en la policía", dijo.

Aunque eligió un tono emotivo para iniciar y cerrar su discurso, señalando "dolores" y "esperanzas", el tramo más importante fue el de los anuncios: extender el SAME y el Metrobus al conurbano, la construcción de acueducto Río Colorado-Bahía Blanca, obras para prevenir las inundaciones en las cuencas de los ríos Salado, Areco y Luján.

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, fue el único referente nacional de Pro que se dejó ver en el recinto, por donde pasaron intendentes, autoridades judiciales y religiosas. El presidente Mauricio Macri estuvo ausente, pero ocupó varios párrafos del discurso de Vidal, quien le agradeció por la ayuda para pagar los aguinaldos y los fondos para destrabar la paritaria docente.

A diferencia de otros años, Vidal habló en un recinto sin banderas, papeles ni bombos, salvo unos carteles que denunciaban despidos, represión y tarifazos. Sólo dos ramos de flores adornaban el palco presidencial. El público y los legisladores oficialistas se hicieron escuchar solamente con aplausos y hasta algunos diputados kirchneristas se sumaron, en particular, cuando Vidal dijo que apoyará la continuidad de los juicios por delitos de lesa humanidad y contra la violencia de género. La única ovación llegó al final, cuando el "sí se puede" macrista despidió a la mandataria.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas