Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La AFA agiganta su grieta de cara a las elecciones de junio

Las diferencias entre clubes grandes y chicos quedaron expuestas en la Asamblea que aprobó el acuerdo con el Gobierno por la distribución de ingresos; un panorama complejo

Jueves 03 de marzo de 2016
0

AFA 2015: Marcelo Tinelli vs. Luis Segura. AFA 2016: clubes grandes vs. clubes chicos. La pelea electoral del año pasado se transformó en una nueva contienda, que explotó a partir de la distribución de los $761 millones de los derechos televisivos. La economía de los clubes tallará fuerte durante los próximos meses, y será un factor que incidirá en las elecciones del 30 de junio.

Para la clase media y media baja de los clubes, la Asamblea del martes fue "un fracaso rotundo" para los negociadores que cerraron el acuerdo con el Gobierno: Daniel Angelici, Matías Lammens y el presidente Luis Segura. ¿Las razones? El ascenso y el interior pudieron haber boicoteado la firma del acuerdo. Entonces, la historia sería distinta: no habría dinero para nadie y la carta de intención rubricada en la Casa Rosada a principios de febrero caducaría. "Probablemente, en ese escenario, hoy no tendríamos fútbol", razona un directivo que no acudió a la reunión, pero estuvo en permanente contacto con su asambleísta. "¿Quién perdería en ese escenario? El Gobierno", agrega. El ascenso y el interior, entonces, marcaron la cancha de cara a junio.

La grieta de la AFA se hizo visible a partir de las escalas de distribución del dinero. Primera cuestión: la planilla de cálculos con el reparto por categorías estuvo lista en la noche del lunes. Apenas...un día antes de la reunión en que esos escalafones debían debatirse. Segunda cuestión: cada club del Torneo Federal A (equivalente a la B Metropolitana) recibirá $78.000 por mes. Los de la B Metro, en cambio, $390 mil. Puertas para adentro, la explicación es que la B Metro tiene un contrato propio con Torneos ($60 millones por año, todavía sin firmar), y que por esa razón sus clubes deben ser compensados.

Foto: LA NACION

Sin embargo, la frase de Mario Gianmaría, asambleísta de la Liga Rosarina, retumbó en la sala: "Pese a proveer el 70% de los futbolistas de primera, el interior paga para jugar". Se refería a que, por ejemplo, los equipos del Federal A gastan lo que reciben de la TV en un viaje y concentración. Para jugar apenas un partido. El resto de los compromisos deben afrontarlos con recursos propios, que muchas veces escasean. Estas diferencias de criterio a la hora de repartir el dinero motivaron un petitorio firmado por 31 asambleístas, en su mayoría representantes del interior y del ascenso. Un punto a favor de las nuevas escalas es que se eliminan las desigualdades en la primera división: ya no habrá más una franja de recién ascendidos que cobrarán mucho menos que el resto. El grupo de clubes de la elite que menos dinero recibirá estará integrado por 24 equipos, a los que les corresponderán $3.785.967 por mes.

De todas maneras, el nuevo esquema cosecha antipatías: "La situación económica va a explotar. Quizá no ahora, pero sí en abril. Hay clubes que con la inflación y estos ingresos no van a poder pagar los sueldos", se escuchó en el pasillo contiguo a la sala donde se realizó la reunión. Un panorama apocalíptico para una AFA que se encuentra sumida en una profunda reestructuración interna: acaba de prescindir de su histórico director general de administración y finanzas (Rubén Raposo) y reactivó la búsqueda de un gerente general.

Ante los cuestionamientos, Segura y Angelici optaron por bajar la cabeza y escuchar. El presidente de Boca tenía demasiados problemas con la sucesión del Vasco Arruabarrena. El de la AFA llegaba dulce a la reunión: es uno de los nuevos integrantes del comité ejecutivo de la FIFA. A su lado, Claudio "Chiqui" Tapia garabateaba en unas hojas. El presidente de Barracas Central (B Metropolitana) puede jactarse de ser el único con poder real en el recinto: suyos son buena parte de los 35 votos del ascenso. Como cabeza del movimiento Ascenso Unido, sabe que si se lanza como candidato a presidente tiene alrededor de 20 votos asegurados. Ni Segura ni -mucho menos- Armando Pérez o Nicolás Russo pueden arrimarse a esa cifra. Tinelli, si se zambullera de cabeza en la campaña y "bajara a la arena" del comité ejecutivo, podría conseguir una cifra similar a la de Tapia. Pero el conductor televisivo ni siquiera confirmó en público que la temporada de playa y esquí le haya servido para recargar las pilas y buscar ser el sucesor de Segura.

La transición del torneo también llegó a la economía. Hace rato que estaba en la política. Los cuatro meses que restan para las nuevas (¿y definitivas?) elecciones marcarán las diferencias entre quienes están conformes con el nuevo reparto y los que creen que responde a criterios unilaterales sin sustento. Explicitarán dos modelos: el del socialismo de los recursos que encarnó Julio Grondona durante 30 años, o el de la supremacía de los grandes que algunos ven renacido en el binomio Angelici-Lammens.

Serán cuatro meses de más contrastes y rivalidades que desnudarán una necesidad urgente: la AFA necesita un liderazgo fuerte, legitimado por las urnas. Y lo necesita ya.

Cúneo Libarona, al Tribunal de Disciplina

El abogado Mariano Cúneo Libarona será confirmado el martes próximo como nuevo integrante del Tribunal de Disciplina de la AFA. En diciembre pasado, Cúneo Libarona fue el apoderado legal de la lista que tenía a Luis Segura como candidato a presidente de la AFA. En la actualidad, el Tribunal de Disciplina está integrado por siete miembros (en lugar de ocho) y un presidente (el escribano Fernando Mitjans), por lo que Cúneo cubrirá el lugar vacante. La semana próxima, el comité ejecutivo oficializará la designación.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas