Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un intendente habría pagado $ 100.000 para matar a su esposa

Es complicada la situación de Diego Lorenzetti, quien fue detenido y acusado de enviar a sicarios para matar a tiros a su mujer

SEGUIR
LA NACION
Jueves 03 de marzo de 2016
0

Pocas horas después del homicidio, afirmó que su vida se había transformado en una pesadilla. Dijo que estaba convencido de que el crimen había sido una venganza política. Pero todo pudo haber sido una puesta en escena. El intendente de la ciudad puntana de La Calera quedó detenido acusado de haber sido el autor del asesinato de su esposa. Los investigadores creen que Diego Lorenzetti pidió $ 100.000 para pagarles a los sicarios que, el 30 de enero pasado, ultimaron a Romina Aguilar, de 32 años.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales de San Luis. Lorenzetti, de 38 años, fue apresado anteanoche después de haber participado de una marcha donde se exigía el esclarecimiento del homicidio. Ayer se abstuvo de declarar en su indagatoria ante la jueza de instrucción María Virginia Palacios Gonella. "El intendente está imputado de homicidio calificado por el vínculo, cometido por promesa remuneratoria como autor intelectual", explicaron las fuentes consultadas.

No es el único detenido que tiene la causa. Desde el lunes pasado está preso un brasileño que, desde hace dos años, era el jockey de los dos caballos propiedad de Lorenzetti. El sospechoso, sólo identificado por su apodo de "el Brasileño", es el dueño de la moto en la que se cree se movilizaron los dos sicarios que ultimaron a Aguilar.

"Un día antes del homicidio, Lorenzetti le pidió a una persona $ 100.000. Sospechamos que se trata del dinero que les prometió a los sicarios", dijo una calificada fuente judicial. Aguilar fue asesinada el 30 de enero pasado cuando salía de su casa, en el barrio Faecap, en la zona norte de San Luis. Ya había sacado del garaje la Renault Duster para ir a la escuela donde estudiaba para terminar el ciclo primario cuando fue sorprendida por dos personas que circulaban en una moto. Sin robarle nada, la mataron de dos balazos con un arma calibre 11.25. Faltaban pocos minutos para las 7.

Situación complicada

"Hay pruebas para imputarle al intendente de La Calera la autoría intelectual del homicidio. Los indicios no sólo provienen de la confesión del sospechoso conocido como «el Brasileño»", dijo a LA NACION una fuente judicial.

Hubo una testigo que pudo aportar datos concretos a los investigadores judiciales y a los detectives de la Dirección de Homicidios de la Policía de San Luis.

"A los pocos días surgió la hipótesis de que el intendente podía estar detrás de la autoría intelectual del homicidio. Tenemos información surgida de tareas de inteligencia criminal y de datos que obtuvimos en el terreno", sostuvo la fuente consultada. Una testigo aportó una descripción detallada de la moto en la que circulaban los sicarios y, entonces, los detectives se dedicaron a buscar el vehículo.

"El lunes pasado, en un allanamiento en un taller mecánico, fue hallada la moto que habrían utilizado los sicarios. Los dueños del lugar dijeron que la habían dejado para arreglarla", se agregó. Esa moto coincidía con la que había visto la testigo a pocos metros de la escena del crimen: el color gris, que le faltaba un espejo y que el asiento era corto.

A las pocas horas se presentó ante los investigadores "el Brasileño", dueño de la moto, y, en parte, confesó su participación en el hecho. "El sospechoso dijo que fueron a la casa del intendente para robar $ 100.000 y que la otra persona disparó", afirmó una fuente judicial; "el Brasileño" quedó detenido.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas