Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Michetti ordenó dar de baja 374 contratos de la planta del Senado

La decisión se suma a otros 2035 casos que están en revisión; auditan la obra social de la Cámara alta

Jueves 03 de marzo de 2016
0

La vicepresidenta Gabriela Michetti ordenó la baja de 374 empleados de la planta transitoria del Senado. Entre el personal despedido se encuentra el controvertido militante kirchnerista Alex Freyre, incorporado a la Cámara alta durante la administración de Amado Boudou.

Además, en una resolución conjunta de Michetti y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se ordenó realizar una auditoría especializada sobre la Dirección de Ayuda Social (DAS). Se trata de la obra social de los empleados del Congreso, muy criticada por los propios trabajadores por las malas prestaciones y sospechada de presuntas irregularidades.

La nueva tanda de despidos fue publicada ayer por las autoridades del Senado y se suma a la depuración decidida el 30 de diciembre último, que dio de baja 2035 nombramientos realizados por Boudou a lo largo de todo el año pasado.

Al respecto, y a más de dos meses de aquella decisión, todavía no se conoce el impacto total de la medida, ya que las autoridades del Senado aún no han informado el número de empleados cesanteados. Voceros del oficialismo aseguraron que la cifra se conocería en los próximos días.

Los despidos ordenados ayer sí son efectivos, ya que se trataba de personal de planta temporaria, cuya relación con la Cámara depende de la voluntad de los senadores que los contrataron.

Precisamente, una de las razones para darles de baja es que muchos de los despedidos quedaron en la planta del Senado a pesar de que los legisladores que los nombraron ya cumplieron sus mandatos.

De hecho, la medida fue tomada con acuerdo de los bloques políticos, los gremios estatales y en consulta con los directores de diferentes áreas de la Cámara alta, según informaron desde la presidencia del Senado.

Las bajas ordenadas responden a personal que reportaba en diferentes áreas de la Cámara alta. Según pudo saber LA NACION, muchas de ellas estaban anotadas como trabajadores de la Cecap, el centro de capacitación del personal superior del Senado.

Mientras tanto, los 2035 despidos ordenados por Michetti en diciembre aún siguen en discusión en reuniones que las autoridades administrativas de la Cámara mantienen con los gremios estatales, en particular la Asociación del Personal Legislativo (APL), el más numeroso en el Congreso.

Este proceso de negociación ha llevado a que todavía no exista una cifra definitiva. Según las versiones, el número de bajas rondaría el millar.

Por el momento y en cuentagotas van publicándose resoluciones dando de alta en la planta temporaria a muchos de los empleados cuyo pase a la planta permanente había otorgado Boudou en tres decretos firmados a lo largo del año pasado (dos en enero y otro en noviembre). Los reingresados lo hacen con dos o tres categorías salariales menos de las que les habían otorgado al momento de firmarles su inclusión en la planta temporaria.

Por último, los presidentes de ambas cámaras parlamentarias decidieron someter a una auditoría a la DAS. Se sumará así a la revisión de la gestión Boudou, de la cual todavía no se conocen sus resultados.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas