Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ante el avance del dengue, buscan evitar una crisis de salud en la provincia

Ayer, en una reunión convocada de urgencia, se informó que en los últimos días se triplicaron los casos autóctonos en Buenos Aires; los municipios acordaron reforzar el trabajo para controlar los brotes locales de la enfermedad

SEGUIR
LA NACION
Jueves 03 de marzo de 2016
Reforzaron las fumigaciones en varios municipios de la provincia de Buenos Aires
Reforzaron las fumigaciones en varios municipios de la provincia de Buenos Aires. Foto: Maxie Amena
0

La falta de personal municipal para actuar ante un caso de dengue en un barrio y la demora en la comunicación médica de los domicilios de los casos sospechosos son las principales debilidades con las que los municipios bonaerenses están enfrentando la infección. Así surgió ayer de una reunión convocada de urgencia por el Ministerio de Salud provincial con las autoridades de distritos de tres regiones sanitarias.

Por ahora, de acuerdo con el diagnóstico presentado, la situación en territorio bonaerense es similar a la epidemia de 2009, según pudo conocer LA NACION.

"Si no superamos esas barreras locales para frenar a la vez la diseminación del virus del dengue y que Merlo se mantenga como hasta ahora sin que el zika avance al resto de los municipios, el panorama se va a agravar. Tenemos una alta probabilidad de resolverlo y estamos a tiempo de hacerlo", explicó Iván Insúa, director provincial de Epidemiología e Información Sistematizada del Ministerio de Salud de la provincia.

Ayer, secretarios de Salud y equipos técnicos de La Matanza, La Plata, Hurlingham, Morón, Tres de Febrero y Moreno y representantes de los municipios del norte bonaerense intercambiaron información.

"Detectamos que bajó el riesgo de contraer la infección si una persona viaja a una zona con alta circulación del virus en relación con contraer la enfermedad en territorio bonaerense. Por lo tanto, el nivel de alarma se mantiene. Es una epidemia que se caracteriza por la aparición de brotes en distintos lugares", explicó Insúa.

Hace una semana, se registraba un caso de dengue autóctono por cada siete importados. Ahora, hay uno por cada tres importados. Si la tendencia se mantiene, el riesgo de viajar o no para contraer la infección sería el mismo.

De los 338 casos confirmados en la provincia, 221 son importados y 117 son autóctonos. La mayoría sigue siendo por el serotipo DEN1; hay seis casos causados por el serotipo DEN4. "La circulación de más de un serotipo nos abre la puerta al riesgo de aparición del dengue hemorrágico. Esto justifica aún más intensificar las acciones de prevención, notificación oportuna y control de manera unificada en la provincia", sostuvo el funcionario.

Hasta ahora, los casos son de dengue clásico, con algunos pacientes con hemorragias leves, según pudo conocer LA NACION.

Las autoridades municipales se enteraron ayer también de que la vigilancia de la onda epidémica permitió detectar un agrupamiento espacial y temporal de casos en cinco municipios del Oeste y un aumento de casos en Tres de Febrero. "Hoy, los múltiples brotes que están apareciendo son a expensas de un aumento de los casos autóctonos", indicó Insúa. La excepción es La Plata, donde la mayoría siguen siendo importados por las quintas de la zona.

Propagación prolongada

El análisis de los brotes indica también que la propagación del virus se está prolongando en el tiempo. Esto, con las primeras temperaturas bajas del año, podría combinarse con las infecciones respiratorias. Por eso, se está analizando un escenario de riesgo que tiene en cuenta, además, el aumento de las lluvias y las inundaciones que podría causar el fenómeno de El Niño en los ríos que forman la cuenca del Plata.

Hay grandes diferencias en la respuesta de cada municipio. Mientras en algunos un caso aparece a los 12 días del anterior, en otros el intervalo es de hasta 27 días.

"Necesitamos que se carguen los casos sospechosos al momento de la atención con el domicilio de los pacientes para que se active la alarma en cada municipio y se puedan implementar rápidamente las medidas de control de foco en la vivienda y los alrededores", insistió Insúa.

En la reunión de ayer, se habría llegado a un acuerdo preliminar entre los participantes de comenzar a trabajar de manera coordinada entre los distritos que integran las regiones sanitarias V, VI y VII. Por ejemplo, se detectó un brote entre La Matanza, Morón y Merlo que termina sin recibir atención de ninguno de esos tres distritos.

La propuesta habría incluido la descentralización operativa de la asistencia técnica que puede prestar el ministerio a las secretarías de Salud municipales y la apertura de una sala de situación y un centro operativo para emergencias en la zona oeste. Esto agilizará el intercambio de información y acelerará la respuesta para controlar los brotes.

"Pese al esfuerzo realizado, el número de casos de dengue en la provincia está en aumento y tenemos una alta proporción de personas que contrajeron la enfermedad sin viajar a zonas de brote, por lo que estamos estableciendo un sistema de alarma superior", indicó ayer Roberto Chuit, jefe de Gabinete del Ministerio de Salud bonaerense, al explicar el motivo de la convocatoria a una reunión urgente con los municipios.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas