Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Zulma Ortiz: "Pasamos de una situación de alerta a la de alarma"

Según la ministra de Salud de la provincia, hay casos en todos los distritos

SEGUIR
LA NACION
Jueves 03 de marzo de 2016
0

Aunque todavía no quiere hablar de "epidemia", la doctora Zulma Ortiz, ministra de Salud de la provincia de Buenos Aires, reconoce que el escenario del dengue en esa jurisdicción no admite descuidos. En los últimos diez días se triplicaron los casos autóctonos, con entre el 50 y el 60% de los afectados en un puñado de partidos. "Estamos monitoreando la situación y trabajando codo a codo con los encargados de salud de los 135 distritos", afirmó ayer durante una entrevista en el ciclo Conversaciones en LA NACION.

"En la tercera semana de enero vimos un incremento del número de casos respecto del año pasado para la misma época -explicó-: habían reportado siete casos y teníamos treinta. Empezamos a investigar e inmediatamente compartimos la información con todos los municipios y también con la población. En ese momento fue una señal de alerta. Seguimos monitoreando y hoy estamos en 338 casos. De 30 a 338, la situación de alerta pasa a ser de alarma. Todavía no estamos en condiciones de declarar una epidemia, por las particularidades de la provincia de Buenos Aires, pero en principio estamos viviendo una situación cercana a eso si no extremamos las medidas de control."

En este contexto preocupante, el grupo de especialistas en mosquitos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, que monitorea cientos de puntos de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, advirtió también ayer que las ciudades están plagadas de Aedes aegypti (vector del dengue, la fiebre chikungunya y el zika) y que estamos en el momento de mayor abundancia de estos insectos, lo que permite anticipar un aumento en el número de casos.

"Así es -coincidió Ortiz, médica reumatóloga, epidemióloga y experta en gestión y políticas de salud formada en las universidades de Buenos Aires, Lanús, Córdoba y Ottawa, Canadá, que durante muchos años fue miembro y asesora de Unicef Argentina-. Hay evidencia de todo tipo que indica que estamos en una situación de riesgo. Lo que falta es una conciencia mayor en la población, una actitud de mayor acción individual para el control del vector."

Según la ministra, ya hay casos en todos los distritos de la provincia, pero particularmente en el conurbano. "El 50 o 60% están concentrados en La Plata, Moreno, La Matanza, Tres de Febrero... Ahí estamos haciendo un trabajo con los secretarios de Salud para contribuir no solamente con las tareas de control, sino también con el análisis de la información. Tenemos que ver qué tipo de virus está circulando y estar atentos al diagnóstico diferencial con zika y chikungunya, todo en acciones mancomunadas con la ciudad de Buenos Aires."

Sin embargo, aclara que por ahora no hay que temer que los hospitales no den abasto si se reproduce un escenario similar al que se está viviendo en el Norte. "El dengue 1, que es el que está circulando predominantemente -aclara-, da síntomas que pueden resolverse en los centros de atención primaria: febrícula o fiebre, cefalea, dolores articulares y musculares. El hemorrágico es el dengue 4. Eso nos permite garantizar la atención. Hay que llevarle tranquilidad a la población. Hay que prevenir la proliferación del mosquito. No bajar los brazos. De eso se trata."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas