Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tres estrategias para frenar a Donald Trump

El establishment republicano está decidido a impedir que el magnate millonario consiga la candidatura

Jueves 03 de marzo de 2016 • 09:23
El magnate millonario Donald Trump
El magnate millonario Donald Trump. Foto: AFP
0

El "supermartes" marcó un antes y un después. Previo a este día clave, en que once estados votaron a su candidato republicano para suceder a Barack Obama al frente de la Casa Blanca, Donald Trump ya había conseguido sus triunfos, ninguno tan grande como el de este 1 de marzo para comprender que el fenómeno no es solamente mediático: es también político.

En la carrera, el millonario ya ganó diez primarias, por lo que ya tiene 319 delegados a su favor; Ted Cruz y Marco Rubio son los dos precandidatos que lo siguen y pese a que al principio estaban más cerca, ahora la distancia parece irreversible: Cruz tiene 226 delegados y Rubio, 110.

El 15 de marzo tendrán lugar las primarias de Florida, otro de los estados clave a la hora de decidir los candidatos presidenciales. Son algo así como dos semanas para conseguir un golpe certero al ascenso del magnate.

Donald Trump, el millonario que lidera las primarias republicanas
Donald Trump, el millonario que lidera las primarias republicanas. Foto: AP

Las opciones que el establishment republicano baraja son tres; algunas más factibles que otras pero todas encaminadas a lograr que no sea Trump quien deba enfrentar a Hillary Clinton o a Bernie Sanders en las elecciones del 8 de noviembre.

Un bloque anti-Trump

Hasta ahora, el millonario consiguió ganar la mayor cantidad de primarias pero no por eso se asegura contar con la mitad del apoyo al partido. Ahí está la clave. Si la tendencia sigue este mismo rumbo, si Trump continúa al frente en las primarias pero no consigue el apoyo de la mitad más uno, da la posibilidad a sus oponente de armar un único bloque en su contra para concentrar allí todos los votos y frenar al magnate.

Trump tiene un 46% de los delegados que ya se repartieron y el 34% de votos, de acuerdo a una nota publicada por el diario español El País. La matemática no falla: dos tercios de votantes están a favor de otros candidatos. El tema es quién liderará esta alianza; ni Cruz ni Rubio querrían dar el brazo a torcer.

Un partido nuevo

Dentro del propio establishment hay quienes creen que derrotar al polémico millonario no será posible. Pero tienen otro as sobre la manga: conseguir que no llegue a la convención republicana con una mayoría de delegados.

De acuerdo al particular sistema electoral de Estados Unidos, puede pasar que un candidato gane la mayoría de Estados y que ningún otro tenga más delegados que él. Pero si la cifra es inferior a la mitad más uno, en la convención un frente anti-Trump podría derrotarlo.

Una decisión controvertida

Es la tercera opción; la vencida. Si los republicanos se dan cuenta que no hay forma de frenar la candidatura de Donald Trump para las elecciones presidenciales, podrían animarse a formar un tercer partido para que luche contra él. Si tampoco lo consiguen, la actitud puede llegar a ser drástica: votar al candidato demócrata.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas