Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"No creo que se hayan ido con esos tipos por voluntad propia", aseguró un mochilero que acompañaba a las jóvenes mendocinas

"Nunca las noté ni drogadas, ni raras, sí, tal vez, con un par de vasos como todos", afirmó Antonio Fica Flores

Jueves 03 de marzo de 2016 • 17:05

Antonio Fica Flores, el mochilero chileno que compartió los últimos días de vida con Marina Menegazzo y María José Coni en Montañita, Ecuador, aseguró que las chicas eran "cuidadosas, tranquilas y distintas".

En una entrevista con el sitio Big Bang News, el joven se sumó a las dudas de los familiares de Marina y María José y afirmó que "las chicas eran sumamente cuidadosas, si se fueron, lo hicieron contra su voluntad o con su juicio alterado".

Las chicas volvieron a Montañita por una cuestión económica: "Durante el viaje les dijeron que era buena la playa para ganar plata vendiendo cosas. Según nos contaron, ese fue uno de los principales motivos por los que andaban allí", recordó Antonio.

Las chicas asesinadas, con los muchachos chilenos
Las chicas asesinadas, con los muchachos chilenos. Foto: Big Bang News

Las jóvenes se sumaron al grupo de amigos de Antonio. "Nos llevábamos súper bien, salíamos todas las noches juntos. Nosotros no nos quedábamos en Montañita, estábamos en una playa cerca que se llama Punta Carnero (a sólo 66 kilómetros). Así que las veíamos de noche, pero nos contaban que durante el día estaban en la playa", relató el muchacho.

Las jóvenes preparaban ensaladas de fruta que vendían en la playa. "Se despertaban tarde, porque en Montañita se sale hasta altas horas. Entre comprar las frutas y preparar la ensalada se les iba el poco día que les quedaba", contó Flores.

"Las invitamos a que vinieran un día a comer un asado o pasar una noche a Punta Carnero porque sabíamos que no tenían tanta plata para el alojamiento y nos dijeron que no. Entonces, si a nosotros nos dijeron que no, ¿cómo van a decirle que sí a esos tipos?", añadió el joven.

"No creo que se hayan ido con esos tipos por voluntad propia. Si se fueron, lo hicieron contra su voluntad o con el juicio alterado. A mí no me cuadra esa historia. Lo que más sentido me hace es que ellos les hubieran dado algo y que se las llevaron drogadas", especuló Antonio.

"Eran muy cuidadosas. Habían chicas que andaban borrachas o drogadas por la ciudad, por eso me extraña que les haya pasado a ellas. Se notaba que eran más despiertas y que tenían más experiencia viajando que, por ejemplo, muchas chilenas más chicas y primerizas (en los viajes de mochila)", aclaró.

"Nunca las noté ni drogadas, ni raras. Sí, tal vez, con un par de vasos como todos, pero ni cagando inconscientes. Si hubieran estado en cocaína o en ácidos, creo que lo hubiéramos notado", cerró el muchacho.

Te puede interesar