Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

España: por primera vez un miembro de la familia real se sienta en el banquillo de los acusados

La infanta Cristina de Borbón, hermana del rey Felipe VI dijo que tuvo confianza en su marido Iñaki Urdangarin al firmar en la sociedad Noos, que desviaba fondos públicos a cuentas privadas

Jueves 03 de marzo de 2016 • 17:47
Cristina, la hermana del rey de España, declaró en el banquillo de los acusados en vivo por TV
Cristina, la hermana del rey de España, declaró en el banquillo de los acusados en vivo por TV. Foto: EFE
0

PALMA.- La hermana del rey de España, la infanta Cristina de Borbón, aseguró hoy ante un tribunal que fue la "confianza" en su marido la que le llevó a crear a medias con él una empresa, a la que supuestamente se desviaron fondos públicos y por la que está implicada en una trama de corrupción.

La hermana Felipe VI protagonizó esta tarde con su declaración una imagen histórica transmitida en directo por televisión, ya que es la primera persona de la familia real española que se sienta en el banquillo de los acusados, en este caso por el juicio del "caso Noos", y afirmó creer en la inocencia de su esposo.

El tribunal juzga a la infanta, su marido y otros 16 acusados, por una trama de corrupción y el presunto desvío de 6,1 millones de euros (6,6 millones de dólares) de fondos públicos al Instituto Noos, que dirigió el cuñado del rey Felipe VI de 2003 a 2006.

El sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación popular contra la infanta, pide 8 años de cárcel para Cristina de Borbón, a la que acusan de cooperar en dos delitos fiscales de su esposo.

Iñaki Urdangarin está acusado a su vez de tráfico de influencias, malversación, prevaricación, fraude, estafa, falsedad, delitos contra Hacienda y blanqueo, por los que la acusación pide penas de entre 11 y 26,5 años de prisión.

Cristina de Borbón fue titular junto a su marido de Aizoon, la empresa que presuntamente usó su marido para desviar a su patrimonio personal los fondos públicos que obtenían a través del Instituto Noos, creada sin ánimo de lucro.

Derecho a no declarar

La infanta se acogió hoy a su derecho a no declarar a las preguntas de la acusación popular y solo contestó a las de su abogado.

Aseguró que a pesar de los delitos que se le imputan a su marido confía "plenamente" en su inocencia, y dijo que era él quien se encargaba de las gestiones económicas que afectaban a la familia.

La hermana del monarca dijo que accedió a la constitución de esta empresa a medias con su marido, Iñaki Urdangarin, por su confianza en él: "Firmé en confianza del asesor fiscal y de mi marido", señaló.

En una declaración de poco más de una hora, Cristina de Borbón negó que su presencia en esta sociedad fuera un escudo fiscal ante la Hacienda española, y que su marido o ella tuvieran cuentas entonces en paraísos fiscales.

"Todo lo que hacíamos estaba controlado", defendió De Borbón y precisó que por su condición de miembro de la familia real española ella "hubiese sido sometida a mayor transparencia y quizá a mayor control por parte de la Administración".

Ha aclarado que ella no tenía poderes en la sociedad, ni recibía sus extractos bancarios, ni tampoco usaba la tarjeta visa corporativa a su nombre ("la custodiaba él"), ni asistió a ninguna junta: "No participé en la gestión ni en la administración de Aizoon. Tampoco realicé ningún trabajo".

De los temas de Aizoon nunca hablaron, ha dicho, "ni de nada que se le relacionara". "Hablábamos de otros temas", ante lo que el abogado ha querido saber por qué no le preguntaba a su marido por la empresa: "No procedía, no eran temas que me interesase hablar con él, en esos años nuestros hijos eran muy pequeños y estábamos muy ocupados".

Cristina no sabía

Durante tres jornadas y tras casi 16 horas de declaración, que finalizaron hoy por la mañana, su marido, Urdangarin señaló que su esposa nunca tuvo participación alguna en las actividades que él desarrolló en torno al Instituto Nóos y que su presencia como copropietaria en la empresa que fundaron no tenía efectos prácticos.

Ha responsabilizado del cargo de gastos familiares a esta empresa en su secretaria y en su contable, en quien descargó también la toma de decisiones sobre facturación y contratación de la empresa.

Iñaki Urdangarin aseguró hoy en su declaración ante el tribunal que le juzga que la actividad del Instituto Nóos, que presidía, era "totalmente transparente" y contaba siempre con la supervisión de la Casa Real española a través del secretario de las infantas, Carlos García Revenga.

"Nunca hemos pretendido ocultar nada", aseguró hoy el cuñado del rey en la que es decimocuarta jornada de este juicio, y que finalizó hoy la declaración de los acusados con la infanta.

Agencias EFE y AFP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas