Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En 2015, la economía se desplomó 3,8%

Es la peor contracción en los últimos 25 años; esperan para 2016 otro período recesivo

Viernes 04 de marzo de 2016
0

RÍO DE JANEIRO (De nuestro corresponsal).- La economía de Brasil tuvo en 2015 su peor desempeño en 25 años, con un desplome del 3,8%. El dato, revelado ayer por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), confirmó así la profunda recesión que atraviesa el gigante sudamericano, principal socio comercial de la Argentina.

El desastroso panorama ya se preveía desde 2014, cuando la actividad económica quedó prácticamente estancada, con un mero avance del 0,1%, y ahora la información oficial reafirma los pronósticos negativos de los analistas del mercado, y hasta del propio gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, de que este año el producto bruto interno (PBI) continuará en declive, con una retracción de entre 2,9% y 3,5%. Será la primera vez desde los años 30 que la economía brasileña sufre una recesión por dos años seguidos.

La brutal caída del año pasado estuvo empujada por la retracción de las inversiones, que se precipitaron un 14,1%. Mientras que el consumo de las familias, motor de la economía de Brasil durante la administración de Luiz Inacio Lula da Silva, se redujo un 4%, el consumo por parte del gobierno se encogió un 1%.

En relación con los sectores, la producción industrial tuvo una contracción del 6,2%, seguida por los servicios (-2,7%). El ramo agropecuario fue el único que creció, con una expansión del 1,8%.

Desde que Lula dejó el poder, a fines de 2010, todavía en medio de una pujante actividad y un PBI que cerró ese año con un crecimiento del 7,5%, la economía de Brasil ha venido barranca abajo.

En 2011, el primer año de Rousseff al mando del Palacio del Planalto, el PBI aumentó un 3,9%, y el año siguiente, un tímido 1,9%; ya en 2013 subió un 3%, y terminó su primer mandato con el decepcionante 0,1% de 2014, año del Mundial de fútbol y también de los comicios en los que ganó la reelección frente al senador Aécio Neves por tan sólo tres puntos porcentuales, la menor diferencia en la historia del país.

Desde entonces, el gobierno se encuentra prácticamente paralizado, acorralado por la situación económica, que empeora día a día (con una inflación y una tasa de desempleo en alza, ambos ya en torno del 10%, mientras el real se ha devaluado un 40%), y acosado tanto por la crisis con sus aliados en la coalición gobernante como por las investigaciones del escándalo de corrupción en Petrobras.

3,8%

caída del PBI

La peor contracción económica en los últimos 25 años amenaza con extender la parálisis del gobierno de Rousseff

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas