Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Corrupción en Brasil: Lula pidió un amparo tras los allanamientos en su casa

Más de 200 agentes de la Policía Federal participaron de un operativo que incluye el domicilio del ex mandatario, la de uno de sus hijos, y su instituto político, entre otros; está acusado de participar en un multimillonario esquema de sobornos con Petrobras

La policía hace guardia en el Instituto Lula. Foto: EFE
La policía hace guardia en el Instituto Lula. Foto: EFE
Los seguidores de Lula se reunieron en la puerta de la casa para apoyar al ex presidente. Foto: AFP
Más de 200 agentes de la Policía Federal participaron de un operativo que incluye la casa del ex mandatario, la de uno de sus hijos, y su instituto político, entre otros; está acusado de participar en un multimillonario esquema de sobornos con Petrobras. Foto: AFP
La policía hace guardia en el Instituto Lula. Foto: EFE
Los seguidores de Lula se reunieron en la puerta de la casa para apoyar al ex presidente. Foto: AFP
SEGUIR
LA NACION
Viernes 04 de marzo de 2016 • 07:32
0

RIO DE JANEIRO.- La presión judicial aumenta contra el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y su conexión con el escándalo de corrupción en Petrobras. Más de 200 agentes de la Policía Federal de Brasil participaron esta mañana en diversos allanamientos, que incluyeron la casa del ex mandatario, la residencia de uno de sus hijos, la sede del Instituto Lula y oficinas de la constructora Odebrecht.

Como parte del operativo, que ha sido bautizado como "Aletheia", en referencia al concepto filosófico griego de "búsqueda de la verdad", fueron llevados a declarar coercitivamente tanto Lula como el presidente del instituto creado por el ex mandatario, Paulo Okamotto. La orden fue dada por el juez federal Sergio Moro, en Curitiba, quien lleva adelante el caso para desentrañar el multimillonario esquema de sobornos que grandes constructoras pagaban a directivos de Petrobras a cambio de contratos con la petrolera estatal.

En estos momentos, Lula declara en la sede de la Policía Federal, en el aeropuerto de Congonhas, la terminal metropolitana de San Pablo.

Lula comenzó a ser investigado en el "petrolão" cuando los fiscales descubrieron que la constructora OAS había pagado por un departamento tríplex que el ex presidente tendría en Guarujá, en el litoral del estado de San Pablo, y que Odebrecht había realizado reformas a una casa de campo que el ex mandatario utilizaba en Atibaia, en el interior paulista.

La policía hace guardia en el Instituto Lula
La policía hace guardia en el Instituto Lula. Foto: EFE

Lula, a declarar

El operativo policial comenzó poco después de las 6 de la mañana, cuando agentes federales llegaron a la casa de Lula en São Bernardo do Campo. Según testigos, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) reaccionó tranquilo y no ofreció resistencia al ser llevado a declarar. De inmediato, su abogado fue alertado y presentó un recurso de hábeas corpus, mientras que varios sindicatos organizaron una manifestación de protesta y apoyo al ex presidente frente a su residencia.

En un comunicado, el Ministerio Público de Paraná, en Curitiba, donde se concentran las investigaciones sobre el "petrolão" indicó que las averiguaciones demostraron que el ex presidente recibió en 2014 "sin aparente justificativa económica lícita de OAS" por lo menos un millón de reales por medio de reformas y muebles de lujo en el tríplex de Guarujá. Asimismo, afirmó que hay fuertes indicios de que entre 2010 y 2014 Lula adquirió "mediante personas interpuestas" la propiedad rural en Atibaia con 770 mil reales "sin justificativa económica lícita"del empresario ganadero José Carlos Bumlai y de las empresas Odebrecht y OAS "todos beneficiados por la corrupción del esquema" de sobornos en Petobras.

"El ex presidente Lula, más allá de líder partidario, era el responsable final por la decisión de quiénes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de los delitos. De hecho, surgieron evidencias de que los crímenes lo enriquecieron y financiaron campañas electorales y la caja de su agremiación política".

La Policía Federal indicó que más tarde dará una conferencia de prensa, pero adelantó que los crímenes investigados en esta etapa son corrupción y lavado de dinero, perpetrados por diversas personas en el contexto de la red de sobornos que actuaba dentro de Petrobras. Los agentes cumplen un total de 44 ordenes judiciales en los estados de San Pablo, Río de Janeiro y Bahía.

En la residencia del hijo de Lula Fabio Luiz "Lulinha", en San Pablo, además de oficiales policiales actuaron también agentes de la Receta Federal. Hubo asimismo allanamientos en las sospechadas propiedades de Lula en Guarujá y en Atibaia.

La presidenta Dilma Rousseff fue alertada bien temprano sobre lo que estaba ocurriendo, pero hasta el momento no hubo reacción del Palacio del Planalto.

En el centro del petrolão

El sorpresivo operativo llega un día después de que tanto Rousseff como Lula fueran empujados al centro de atención del "petrolão" por la revelación de la revista Istoé que publicó un supuesto acuerdo de delación premiada al que habría llegado con la Justicia el arrepentido senador petista Delcídio Amaral, detenido en noviembre por su participación en la red de sobornos. Según la publicación, el defenestrado senador, ex jefe de la bancada oficialista en la Cámara alta, tanto la presidenta como su padrino político estaba al tanto del esquema de coimas y sobrefacturación dentro de Petrobras.

Amaral apuntó que Rousseff utilizó su poder para evitar la punición de corruptos y corruptores, al designar para el Superior Tribunal de Justicia a un juez que se comprometió a votar a favor de liberar a los empresarios arrestados por haber sobornado a directivos de Petrobras y a políticos oficialistas a cambio de contratos con la petrolera estatal. Y acusó a Lula de actuar personalmente para bloquear las investigaciones judiciales al ordenar el pago de dinero para intentar comprar el silencio de testigos del "petrolão".

Istoé obtuvo copias del acuerdo de delación premiada negociado entre la Procuraduría General de la República y Amaral, quien desde el 19 de febrero cumple prisión domiciliar. La revista aclaró que el documento de unas 400 páginas aún no había sido aceptado por el Supremo Tribunal Federal (STF), que cuestionó una cláusula de confidencialidad exigida por el senador.

Ayer, tanto Rousseff como Lula negaron vehementemente las acusaciones. La presidenta además, repudió "el uso abusivo de filtraciones como arma política".

En esta nota:
Para verVideos relacionados
Brasil: el futuro político de Dilma Rousseff, por Alberto Armendáriz

Brasil: el futuro político de Dilma Rousseff, por Alberto Armendáriz

Anulan el juicio político a Dilma Rouseff

Anulan el juicio político a Dilma Rouseff

El futuro político de Dilma Rousseff, por Gail Scriven

El futuro político de Dilma Rousseff, por Gail Scriven

Rousseff dice sentirse "injusticiada" por inicio de su juicio político

Rousseff dice sentirse "injusticiada" por inicio de su juicio político

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas