Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El "petrolão" salpicó ya a varios países, entre ellos, la Argentina

Las investigaciones judiciales, iniciadas hace dos años, provocaron fuertes cimbronazos políticos en Brasil y en varios países de América latina

SEGUIR
LA NACION
Viernes 04 de marzo de 2016 • 12:19
0

RIO DE JANEIRO.- Iniciadas hace exactamente dos años, las investigaciones judiciales en torno al esquema de corrupción en Petrobras han provocado fuertes cimbronazos políticos no sólo en Brasil sino también en otros países de América latina -entre ellos la Argentina-, donde operan varias de las constructoras acusadas de haber pagado sobornos a cambio de contratos.

El primer nombre extranjero de peso que apareció en las averiguaciones fue el del ex ministro de Planificación argentino Julio De Vido. Según declaraciones del arrepentido ex director del área internacional de Petrobras Néstor Cerveró, en 2006 De Vido presionó a nombre del gobierno de Néstor Kirchner para que la petrolera brasileña vendiera a las argentinas Enarsa y Electroingeniería su participación en la empresa de transmisión de energía Transener, adquirida por Petrobras en 2002 con la compra de Pérez Companc.

En esas negociaciones, Cerveró involucró también al ex ministro de Planificación de Carlos Menem, Roberto Dromi, y aseguró que "en ese negocio, la mayor parte de las coimas quedó en la Argentina", aunque no reveló a quiénes fueron pagados sobornos.

Julio De Vido
Julio De Vido. Foto: Archivo

Jaime, involucrado

Las pesquisas de los fiscales brasileños revelaron luego emails de 2009 y 2010 sobre un supuesto cobro de coimas del ex secretario de Transportes argentino Ricardo Jaime y a su asesor Manuel Vázquez por parte de la compañía Odebrecht, elegida para participar de las obras para el soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

En los mensajes hallados se hace referencia a la falta de pago de un dinero (US$ 80.0000) a través de la firma offshore Klienfeld Services, que según los fiscales del "petrolão" era manejada por Fernando Migliaccio, un ejecutivos de Odebrecht, la mayor empresa latinoamericana de ingeniería y construcción.

Además de estos ex funcionarios kirchneristas, los fiscales del Ministerio Público de Paraná, en Curitiba, han encontrado referencias a transferencias sospechosas realizadas a una persona identificada solamente como OH, que los investigadores creen que se trataría del presidente de Perú, Ollanta Humala. Tales menciones también aparecieron en anotaciones en el celular del presidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, arrestado en junio del año pasado, y en documentos de la constructora OAS.

Declaración

Tras la detención, el mes pasado, del publicista João Santana, estratega de las campañas de Dilma Rousseff (2010 y 2014) y de Lula (2006) quien además trabajó con varios políticos en la Argentina (entre ellos el ex gobernador cordobés José Manuel de la Sota), su socia y esposa, Mónica Moura, declaró que parte de su asesoría durante la última campaña por la reelección del venezolano Hugo Chávez, en 2012, fue acarreada por Odebrecht, con pagos en una cuenta suiza. La compañía nunca declaró esas "donaciones" ni en Venezuela ni en Brasil.

La hipótesis que manejan los fiscales en Curitiba es que el dinero para estos pagos irregulares provino de desvíos del esquema del "petrolão". Más allá de los países citados, los investigadores están trabajando en conjunto con autoridades judiciales en Colombia, Ecuador, Panamá, El Salvador, República Dominicana, Estados Unidos y Suiza para descubrir todas las ramificaciones internacionales del multimillonario escándalo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas