Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El operativo contra Lula aumentó la euforia financiera en Brasil

Sube la bolsa paulista y el real frente al dólar por la declaración compulsiva del ex presidente del vecino país por acusaciones de corrupción

SEGUIR
LA NACION
Viernes 04 de marzo de 2016 • 12:30
0

RIO DE JANEIRO.- En una clara demostración de optimismo de los mercados ante los efectos que puede tener la complicación judicial del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y las implicancias para el debilitado gobierno de Dilma Rousseff, la Bolsa de San Pablo reaccionó hoy con euforia y subía un 5,1%, mientras que el real se apreciaba fuerte ante al dólar, con un alza del 2%.

El índice principal de la Bolsa de San Pablo alcanzó los 48.387 puntos. En el mercado cambiario, el real brasileño subía 2,62% frente al dólar, divisa que comenzó la jornada a 3,711 reales para la venta. Ya desde ayer el Bovespa mostró un alza significativa por las mismas razones y cerró con un alza del 5,12%, el mayor nivel desde fines de noviembre del año pasado.

"La reacción del mercado es totalmente Lula y Dilma. El mercado cree que todo el mundo va a caer y que un posible nuevo gobierno daría gas a la economía del país", señaló al sitio de noticias G1 Alexandre Cabral, profesor de finanzas y economista de NeoValue Investimentos.

Brasil se encuentra sumergido en una profunda recesión, que según datos oficiales del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) revelados ayer llevó a que el PIB del gigante sudamericano se desplomara un 3,8% el año pasado. Para este año, las perspectivas son igualmente malas, con pronósticos de una contracción de la economía ya de entre el 2,9 y el 3,5%.

Todo esto en un contexto de por sí muy negativo para los brasileños, en el que tanto la tasa de inflación como el índice de desempleo están en 10%. Empresarios y analistas financieros nacionales e internacionales responsabilizan a Rousseff y sus políticas por el deterioro de la séptima economía mundial.

Mientras el Palacio del Planalto mantenía la cautela frente a los acontecimientos de esta mañana que sacudieron el mundo político brasileño, los grupos civiles que habían convocado para el próximo domingo 13 de marzo a una "mega manifestación" anti-Rousseff, reforzaron sus llamados. Esperan que las protestas sean al menos tan grandes como las de marzo del año pasado que reunieron a más de dos millones de personas en todo el país para exigir que el Congreso inicie un proceso de impeachment a la presienta.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas