Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Qué hacer cuando se detecta un caso de dengue en la cuadra donde uno vive

Los especialistas explican cómo es el protocolo que dispone el Gobierno de la Ciudad para poner en marcha la vigilancia epidemiológica, ante la aparición de casos en una determinada localización; no es necesario dejar la zona, ni mudar a los más chicos

Viernes 04 de marzo de 2016 • 14:32
0

Suena el timbre y un equipo de médicos, veterinarios, fumigadores, policías y representantes de Defensa Civil dan la noticia. En la cuadra se detectó un posible caso de dengue y hay que fumigar las casas de la zona, hasta cuatro cuadras a la redonda, para evitar la propagación de la epidemia.

Cientos de porteños se encontraron en los últimos días con esa situación y enfrentaron el dilema de qué hay que hacer ante la aparición de un caso de dengue en la propia cuadra.

LA NACION consultó a especialistas de distintas áreas, responsables de coordinar el operativo de salud ante la detección de casos.

La infectóloga Mabel Nogueras, miembro del Comité de Emergencias Epidemiológicas del Ministerio de Salud de la ciudad, explicó que cuando un paciente se presenta en un hospital o centro de salud con síntomas compatibles con la enfermedad, se les dan las indicaciones de cuidados médicos y prevención, y se les hacen los estudios que se requieran. "De todas formas, si están dadas las condiciones, el paciente sospechado o confirmado con dengue puede seguir el tratamiento en la casa sin necesidad de permanecer internado", explica Nogueras.

A partir de la detección de un caso, los médicos dan aviso al sistema de vigilancia epidemiológica para que un equipo del Instituto de Zoonosis Luis Pasteur visite la casa y realice un control del foco, para evitar la propagación de la enfermedad.

"Visitamos el domicilio del paciente y realizamos una fumigación en el interior. También inspeccionamos si hay criaderos, los eliminamos, tomamos muestras de las larvas y por último, fumigamos las casas cercanas, hasta cuatro cuadras a la redonda, dependiendo de la densidad poblacional", explica Oscar Lencinas, director del Pasteur.

El primer temor que aparece entre los vecinos al recibir la noticia del caso de dengue en la cuadra, no es el miedo al mosquito sino el temor a la inseguridad. Por eso, la brigada que coordina Lencinas, acude visiblemente identificada, con chalecos, credenciales, además con móviles del Pasteur y de Defensa Civil. Claro que la fumigación de las viviendas cercanas se realiza sólo en casas en las que los dueños estén presentes y dispuestos a permitir el ingreso.

La fumigación no demorará más de 20 minutos por cada casa. Los propietarios también recibirán instrucciones sobre la importancia de que, en los días siguientes, mantengan el ambiente libre de criaderos, y que a diario hagan algo para evitar la proliferación del mosquito en la zona.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas