Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Federico Laboureau y Maximilian Pizzi: "Las marcas argentinas copian"

Dos creativos argentinos que hacen carrera en el exterior, del DF a Los Ángeles. Lanzaron una plataforma de desfiles, Runway Quito y también una app de belleza

Jueves 03 de marzo de 2016
0

Federico Laboureau y Maximilian Pizzi son un matrimonio de directores creativos apasionados por la moda. Juntos dirigen Flatelier, una compañía de estilismo, diseño e identidad de marca. Hace cuatro años, estos argentinos decidieron dejar el país para radicarse en México. Allá trabajaron en programas de Televisión como Project Runway Latin America, México's Next Top Model y Desafío Fashionista. Además, instalaron su propia escuela de diseño, hicieron producciones para las principales revistas de moda y hace muy poco lanzaron su app de belleza. Desde hace seis temporadas el diseñador venezolano Angel Sanchez los convoca para que produzcan sus desfiles en NYFW. Hoy siguen sumando desafíos, acaban de mudarse a Los Ángeles y apuestan con todo a seguir creciendo.

-Los dos vienen de backgrounds muy diferentes. ¿Cómo surgió el interés por la moda?

Federico Laboureau: -Hice cuatro de años Ingeniería informática hasta que me di cuenta que no era para mí y empecé a estudiar diseño de moda. Una decisión que me costó mucho porque entonces no era una carrera demasiado conocida. Mi primer trabajo fue como asistente del diseñador Martín Corona, y gracias a esa oportunidad, a los 22 años empecé a hacer vestuario para obras del Teatro Colón. Después todo se fue dando de a poco, hasta que empecé a trabajar en el área de imagen de varias marcas como María Vazquez, Kosiuko y Chocolate.

Maximilian Pizzi: -Estudié Relaciones Públicas y Administración de Empresas. Cuando conocí a Fede trabajaba como organizador de eventos y no estaba muy al tanto de la moda; me ocupaba más de la realización de instalaciones y cuestiones logísticas. Fede necesitaba sumar gente a su equipo que tuviera que ver con lo que estaba acostumbrado a hacer, y así nos asociamos. También fue una decisión difícil porque en ese momento también nos estábamos conociendo como pareja.

-¿Cómo se complementan?

F. L. : -Vivimos en un mundo muy pasional y poco racional, existen egos, sentimientos y sensaciones de todo tipo. De alguna forma siempre las cosas se mezclan porque el trabajo se termina, pero muchas veces seguimos hablando sobre temas, vivencias y experiencias laborales que pasaron durante el día. Hasta ahora lo llevamos muy bien.

M. P.: -Entendemos el juego. Fede es extremadamente creativo y sensible, y yo soy más de números y de poner ciertos límites. Cada uno conoce las capacidades del otro y le da su espacio.

-¿Por qué dejaron la Argentina?

F. L.: -En el mercado de la moda global los acontecimientos, léase desarrollo de tendencias, creaciones trendies y diseños, presentaciones en todos sus formatos, etc., en un tiempo y modo diferente al que ocurre en la Argentina. Viajábamos mucho por trabajo y nos encontrábamos con un montón de novedades, pero al volver al país sentíamos que retrocedíamos. Además, hay un sistema de venta para el que muchas marcas piden copiar y con muy poco presupuesto; peor aún, copian productos que ya fueron, que se presentaron hace dos temporadas en el exterior. Y sí, las marcas argentinas copian mucho. Por esto y más, hace cuatro años decidimos instalarnos en México.

M.P.: -Nos estaba empezando a costar la relación con los clientes, necesitábamos dar un paso adelante y poder volar un poco... Cuando llegamos a México fue muy diferente porque si bien las marcas comerciales buscaban las referencias de las grandes firmas, había que hacer un trabajo conceptual y buscar paletas de color para lo que estaba por venir.

-¿Qué significó producir un desfile en una semana como Nueva York?

F. L.: -El diseñador Ángel Sánchez es un creativo muy exigente, por eso cuando nos llamó, sentimos que estábamos haciendo las cosas bien.

M.P.: -Fue una experiencia increíble, porque era la primera vez que trabajábamos en una estructura como la del Fashion Week de Nueva York. Allí todo se maneja con mucho orden y rigurosidad y eso hace que uno se profesionalice más todavía.

-En 2015 crearon el evento Runway en Quito, una semana única para la industria local.

-F. L.: -Hicimos dos ediciones con desfiles de diseñadores locales y de la región. Nuestro proyecto también tiene que ver con expandir la moda en América latinaa. La idea es promover la industria en aquellos países donde no hay demasiada conciencia sobre la importancia económica de la moda.

M. P.: -Estamos tratando de armar una plataforma silmilar en otras ciudades, pero es difícil. Aún no se entiende cómo es el sistema desde todas las áreas que deben estar involucradas.

¿De qué se trata la aplicación Glam2go?

F. L.: -Lanzamos esta aplicación, http://glam2go.com/, sobre peinado y maquillaje a domicilio, similar a Uber pero de belleza. Si una mujer necesita algún servicio de este tipo, por medio de esta aplicación ubica al profesional más cercano para que vaya a su casa a peinarla o maquillarla. Ya está funcionando en México.

M. P.: -Próximamente también va a estar disponible en Uruguay, Brasil y Estados Unidos, y estamos en gestiones para que también esté a la brevedad en la Argentina.

-¿Cómo es su nueva etapa en Los Ángeles?

-F. L.: -En Argentina pensás que te las sabés todas, que tu portfolio es fantástico y que trabajás con las mejores marcas. Pero cuando estás afuera, empezás a relacionarte con otra gente, ves nuevas formas de hacer las cosas y te das cuenta que siempre se puede mejorar.

M. P.: -Tuvimos la suerte de poder viajar y conocer mucho gracias a nuestro trabajo. Aprendimos a bajar el ego y a poder seguir construyendo y retroalimentándonos. Ahora estamos a cargo de la dirección de arte y el vestuario de un documental y película en Hollywood, dos categorías por las que el film Mad Max Fury Road, por ejemplo, se llevó dos estatuillas en esta última entrega de los premios Oscar y, quien te dice algún día... es que soñamos con levantar nuestra estatuilla...

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas