Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los peritos ecuatorianos continúan analizando la escena del crimen

Un grupo de siete técnicos de la Policía Nacional Criminalística visitó hoy el sitio donde fueron halladas Marina Menegazzo y María José Coni

SEGUIR
LA NACION
Viernes 04 de marzo de 2016 • 18:21
Siete peritos con equipos portátiles trabajaron en una zona de altos pastizales cercana a la playa. Foto: Omar Sotomayor
Los peritos estuvieron esta mañana en el sitio en el que fueron hallados los dos cuerpos de las turistas argentinas. Foto: Omar Sotomayor
El equipo de la Policía Nacional Criminalística regresa una y otra vez al terreno en busca de nuevos rastros. Foto: Omar Sotomayor
El barrio donde se encuentra la casa en la que habrían asesinado a las chicas. Foto: Omar Sotomayor
La casa en la que vivía Alberto Segundo Mina Ponce, donde habrían sido asesinadas, se encontraba a unos 500 metros.. Foto: Omar Sotomayor
La casa en la que habrían sido asesinadas las jóvenes mendocinas. Foto: Omar Sotomayor
Los peritos, en busca de nuevos indicios que ayuden a esclarecer el crimen. Foto: Omar Sotomayor

Hoy a las 11:30 de la mañana -hora de Ecuador- un equipo de la Policía Nacional Criminalística llegó desde Guayaquil al barrio Nueva Montañita, alejado unos dos kilómetros del pueblo de Montañita, en el que ocurrieron los crímenes de Marina Menegazzo y de María José Coni . De dos camionetas 4x4 descendieron siete peritos con equipos portátiles y, sin hacer declaraciones, se dirigieron a una zona de altos pastizales cercana a la playa. Enfundados en trajes blancos, bajo un sol abrasador, se internaron entre los juncos y el barro para cruzar un perímetro y llegar al sitio en el que fueron hallados los dos cuerpos de las turistas argentinas. La casa en la que vivía Alberto Segundo Mina Ponce -donde habrían sido asesinadas-, se encontraba a unos 500 metros.

Aunque un equipo de cuatro peritos de la Policía Federal Argentina ya está en Guayaquil para colaborar con la investigación y la identificación de los cuerpos, los técnicos locales siguen en el caso. Ayer, el Fiscal General del Estado de Ecuador ordenó nuevas medidas de prueba. A medida que aparecen diligencias y testimonios, el equipo de la Policía Nacional Criminalística regresa una y otra vez al terreno en busca de nuevos rastros. En los últimos seis días, no tuvo descanso.

Foto: Omar Sotomayor

El presidente ecuatoriano Rafael Correa -que esta semana inauguró un nuevo laboratorio de criminalística en Guayaquil, de 7600 metros cuadrados, donde hoy descansan los cuerpos de Menegazzo y Coni- había aceptado con reservas la presencia de los federales argentinos: "No sé si la ley lo permite, pero si lo permite y eso quiere la familia, pues estaremos dispuestos a aceptar de los padres, de las familias de las chicas, cualquier sugerencia, incluso que se pudiera considerar ofensiva para el país", dijo en los días pasados. "Si ellos quieren traer un equipo forense de Argentina, si quieren pedir asistencia penal internacional, daremos todas las facilidades para que vengan los investigadores internacionales que quieran", agregó en otro momento. Hoy el comisario inspector Francisco Daniel Guglielmo, a la cabeza de los argentinos, se juntó con las autoridades judiciales ecuatorianas para enterarse de los detalles.

Los propios peritos ecuatorianos están encantados de trabajar con los argentinos. Algunos de los técnicos locales se formaron en el Instituto Universitario de la Policía Federal, señalan a la Argentina como una referencia en la criminalística sudamericana y no se molestarían si llegaran algunos de sus profesores para compartir el terreno. De hecho, el método dactiloscópico con el cual identificaron a Menegazzo y a Coni fue el argentino, basado en doce puntos en la huella digital.

En esta nota:
Te puede interesar