Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Al estilo de la Toscana

Se invirtieron aproximadamente siete millones de dólares en el complejo Torrepueblo, donde se construyeron 39 departamentos, oficinas, locales y salón de encuentros

Sábado 05 de marzo de 2016
0

Torrepueblo es un complejo que reproduce la arquitectura y la vida de comunidad de los pueblos medievales de la Toscana italiana, donde conviven residentes de 39 departamentos, personas que trabajan en oficinas, asistentes al salón de reuniones sociales corporativas y público en general que circula por sus 16 locales gastronómicos y comerciales. Este emprendimiento se encuentra en Libertad 50, Benavídez, provincia de Buenos Aires, a la altura de la bajada de la ruta 9 ramal a Escobar, en el kilómetro 40,50, indicación salida Benavídez Alberdi.

Se construyeron 12.223 m2 de los cuales 5538 son cubiertos y 6685 semicubiertos, desarrollados en unidades monoambiente, uno y dos dormitorios, seis oficinas, un salón de encuentro y 16 locales comerciales.

"Si bien el complejo se construyó para venderlo, las oficinas y locales comerciales se alquilan aproximadamente a razón de 160 pesos el m2 más IVA, más expensas o gastos compartidos. Los departamentos y el salón de eventos tienen tarifas según el tiempo por el cual se arrienden", expresó Guillermo Hoter, presidente de Valora SA.

La inversión total ascendió aproximadamente a 7.000.000 de dólares. "Desde octubre último, el área de departamentos, salón de eventos y oficinas están funcionando con arriendos. La planta baja de locales comerciales se abre al público en los próximos días", agregó el ejecutivo.

Entre los amenities, tiene piscina, gimnasio, estacionamiento interno, Wi-Fi por fibra óptica y telefonía por IP. Mientras, el costo por expensas para las oficinas estimativamente son entre 70 y 75 pesos el m2 y para los locales 170 a 200 pesos el m2, en ambos casos más IVA.

"Este desarrollo está destinado a vivienda, trabajo, reuniones sociales y corporativas más paseo gastronómico y de compras. En la Plaza de la Torre se organizan encuentros culturales y musicales", dijo Hoter. Y amplió: "El público que elige este lugar es de la zona, desde Pacheco hasta Campana, y residentes de barrios cerrados y abiertos de las localidades de Benavídez, Garín, Pacheco, Ingeniero Maschwitz, Escobar y Nordelta".

Por su arquitectura original, este complejo es el punto de encuentro social de la gente de esta zona. "Torrepueblo surge con la idea de crear un espacio donde compartir con otras personas momentos, festejos, trabajo y hospedaje. La mayoría busca la compañía para trabajar, compartir momentos y distraerse. Tratan de hacerlo en entornos atractivos y seguros", comentó Hoter.

La idea de construir Torrepueblo surgió observando la enorme atracción que ejercían los pueblos medievales italianos y franceses sobre turistas y habitantes de comarcas vecinas. La gente visita esos pequeños pueblos peatonales para hacer sus compras, conversar con amigos, conocer gente, asistir a espectáculos culturales y para trabajar. Acuden a ellos porque son atractivos, la belleza arquitectónica los envuelve y la escala humana a la que están construidos los hace acogedores.

Receta arquitectónica

"Estudiamos la historia de muchos de esos pueblos y descubrimos trucos de sus urbanizadores y que constituyen parte de su secreto de atracción. Crear sorpresas para aquel que entra por primera vez, fue parte de la receta del programa arquitectónico. Proyectamos un pueblo donde convivieran personas en departamentos, oficinas, locales de venta al público y salones de actividades sociales", opinó Hoter.

Proyectar Torrepueblo y construirlo respetando los mismos materiales utilizados en la edad media en la Toscana con ladrillo, revoque, tejas cerámicas, mármol, piedra y hierro llevó cinco años de denodado esfuerzo y compromiso con la estética y las proporciones.

De un rincón de Venecia se copia la Plaza del León y de uno de sus palacios la columnata que la abraza. De Castelnuovo di Garfagnana se emuló el pórtico de entrada y su torre lateral. En un campanario veneciano de Sirmione se inspiró para proyectar la gran torre central y el túnel que vincula la calle Arcos con la Plaza de la Torre. En San Gimignano encontramos las proporciones y morfología apropiadas para la Plaza de la Torre. Se proyectó el pueblito peatonal como todos los Toscanos, con una calle del ancho de carretas, típico de la edad media.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas