Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Preocupación en el Gobierno y la oposición por el escándalo

Malcorra reconoció que puede tener impacto en el país; "Si Brasil estornuda, nosotros tenemos una neumonía", dijo

SEGUIR
LA NACION
Sábado 05 de marzo de 2016
Susana Malcorra
Susana Malcorra. Foto: Archivo
0

El Gobierno expresó su preocupación por la crisis que atraviesa Brasil, tras la decisión de la justicia de llevar a declarar al ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva por la fuerza pública a causa del escándalo de corrupción en Petrobras.

La canciller argentina, Susana Malcorra, dijo que la situación en el país vecino "es muy preocupante". La ministra, que se excusó de dar precisiones por no conocer los detalles del proceso judicial en contra de Lula, sí habló de las consecuencias que podría tener para la Argentina un conflicto político de estas características en Brasil.

"Si Brasil estornuda, nosotros tenemos una neumonía, por la vinculación tan fuerte y la interdependencia. Una situación de tensión como la que se genera no ayuda a la resolución de algunas complejidades económicas que está encontrando Brasil. Espero que esto avance dentro de los cauces de la ley y se resuelva lo antes posible", señaló Malcorra en una entrevista radial.

La jefa de la diplomacia argentina afirmó que le "cuesta creer" que el ex presidente brasileño esté involucrado en el petrolão, aunque destacó que "todo está en manos de la justicia". Y añadió: "[Lula] tuvo un rol muy importante en el mundo y en su país; es importante que esta situación se resuelva rápido".

Consultada por el canal Todo Noticias sobre la posibilidad de que la presidenta Dilma Rousseff tenga que enfrentar un juicio político por la investigación, Malcorra respondió: "No podemos opinar sobre cuestiones internas. Sí es cierto que cualquier cosa que pase con Brasil tiene un impacto directo sobre la Argentina, porque es nuestro principal socio. El 40% de nuestras transacciones comerciales las tenemos con Brasil".

La situación que atraviesa la séptima economía mundial genera inquietud en la Casa Rosada. Según señalaron a LA NACION fuentes cercanas al presidente Mauricio Macri, la crisis política se suma a la económica. "Esto no nos hace nada bien", dijeron desde Casa de Gobierno.

Desde la oposición también se alzaron voces críticas contra el accionar de la policía brasileña, que ayer allanó el domicilio del ex presidente brasileño en San Pablo.

"Quiero expresar mi solidaridad con el compañero y amigo Lula da Silva, víctima del ensañamiento y la persecución", manifestó el senador y ex jefe de gabinete de Cristina Kirchner Juan Manuel Abal Medina.

Desde el bloque del Frente para la Victoria (FPV) del Parlasur sumaron su rechazo a la "persecución que está sufriendo" Lula.

"Afirmamos que esta actitud represiva forma parte de una estrategia más general que pretende perseguir y amedrentar a quienes encabezaron los procesos populares en América latina, procesos que permitieron avanzar en políticas de crecimiento, soberanía y distribución de la riqueza en la región", sostuvieron los diputados del Parlasur en un comunicado.

En el mismo sentido opinó otro ex integrante del gabinete kirchnerista, el ex ministro de Educación Daniel Filmus: "En varios países de la región se está tratando de usar a la justicia para amedrentar a quienes produjeron el más importante proceso de distribución de la riqueza de las últimas décadas en América latina. La verdad saldrá a la luz en el mediano o largo plazo".

La justicia investiga la conexión del ex mandatario brasileño con el escándalo de corrupción en Petrobras. El escándalo, conocido como petrolão, reveló una trama en la que directores de empresas y funcionarios de la petrolera estatal Petrobras cobraban coimas de empresas constructoras que eran favorecidas con concursos y contratos.

La pesquisa se posó sobre la figura de Lula cuando los fiscales del caso descubrieron que la constructora OAS había pagado un departamento tríplex que el ex presidente tendría en San Pablo, y que la firma Odebrecht habría realizado reformas en una casa de campo que usaba en Atibaia, en el interior del estado de San Pablo.

Otros ex líderes en problemas

Otto pérez molina

Ex presidente de Guatemala (2012-2015)

Renunció a la presidencia el 3 de septiembre pasado, acusado de encabezar una red de defraudación aduanera; está preso desde hace seis meses

Álvaro Uribe

Ex presidente de Colombia (2002-2010)

Es quien tiene el mayor número de investigaciones pendientes en la Comisión de Acusación del Congreso; se lo acusa de celebración indebida de contratos, entre otras cosas

Ricardo Martinelli

Ex presidente de Panamá (2009-2014)

Tiene varios procesos en su contra por espionaje a opositores y corrupción; lleva más de un año fuera de su país y se cree que está en Miami

Cristina Kirchner

Ex presidenta de la Argentina (2007-2015)

Deberá enfrentar su primera indagatoria judicial el 13 de abril: el juez federal Claudio Bonadio la citó en la causa que investiga la venta de dólar futuro

Mauricio Funes

Ex presidente de el Salvador (2009-2014)

El mes pasado la Corte Suprema de Justicia dio luz verde a un juicio en su contra por enriquecimiento ilícito de más de 600.000 dólares

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas