Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sin clases porque había seis yararás en una escuela de Santa Fé

El insólito hecho ocurrió ayer en Reconquista, localidad ubicada a 325 kilómetros de Rosario; afirman que la crecida del río Paraná pudo traer las vívoras

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 05 de marzo de 2016 • 18:07
Las yararás llegaron con la crecida del Paraná
Las yararás llegaron con la crecida del Paraná. Foto: Archivo / La Gaceta
0

SANTA FE.- No fue la paritaria docente (aún pendiente de definición), ni un corte de energía eléctrica o falta de agua potable. En la Escuela Nº 893 "Mariano Moreno" de barrio Don Juan, de Reconquista, departamento General Obligado, 325 kilómetros al norte de esta capital, debieron suspender ayer las clases como consecuencia de la aparición de media docena de serpientes yarará.

"Es un caso inédito. No sé de alguna vez que se haya suspendido un día de clases por víboras. Sí se suspendieron clases por otros motivos pero esto realmente es grave", dijo el concejal Hugo Firmán, del bloque "Firmeza para Avanzar".

El edil acompañó a personal del cuerpo de Bomberos Voluntarios de la ciudad, convocándose a Ricardo Magnago, un especialista en reptiles que tiene la ciudad y este decidió colaborar para retirar las serpientes y llevarlas hasta su hábitat natural.

Las yararás llegaron con la crecida del Paraná
Las yararás llegaron con la crecida del Paraná. Foto: Archivo / La Gaceta

"El problema es que todos los alrededores de la escuela están llenas de Pasto y yuyales. Lamentablemente, hay un mal trabajo de Servicios Públicos en este sentido", dijo Firmán.

Revisión extrema

Se revisó todo el edificio y se fumigó con fluido para asegurar el lugar. Pero no se descartó que esta situación, que obligó a la suspensión del dictado de clases en esa escuela del norte santafecino, no esté relacionado con la crecida del río Paraná, que en el puerto de Reconquista volvió a ascender, después de varias semanas en bajante.

Es común ver a diario la aparición de ofidios y diferentes animales que se trasladan en camalotes y troncos que derivan desde el norte de la cuenca del río Paraná.

Los especialistas recuerdan que "si uno se encuentra con una yarará no hay que interactuar con ella. La gente tiende a matarlas, lo cual es más peligroso que evitarlas, porque los animales tienden a defenderse y atacar. Si uno no les hace nada, es probable que ellas tampoco", coincidieron en señalar expertos profesionales consultados al respecto.

Todos los animales capturados en la escuela fueron derivados a su hábitat natural, la zona de monte cercana a Reconquista Para Firmán, el estado municipal y provincial "necesita tener un departamento que se dedique a estos casos, como un guardaparques, un idóneo o persona que sepa qué hacer en estos casos. Además, los docentes deberían tener instrucciones precisas sobre que hacer en estos casos", subrayó.

Personal de la dirección de Servicios Públicos de la intendencia realizó "una fumigación amplia y estamos en alerta por si el veneno, que quedó dentro de la escuela, hace algún efecto. Si hay un nido, las víboras van a salir, y tendremos que ir nuevamente" señaló Magnago

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas