Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Argentina venció a Polonia y avanza a los cuartos de final de la Copa Davis

Leonardo Mayer consiguió el punto decisivo al superar a Michal Przysiezny; luego, Olivo perdió con Hurkacz ; así, el equipo nacional aseguró por 3-2 la serie en Gdansk

Domingo 06 de marzo de 2016 • 13:47
 
  • M. Przysiezny
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • L. Mayer
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
0

Foto: LA NACION / Adrián Quiroga

GDANSK, Polonia.- La Argentina dio un primer paso exitoso en la temporada 2016 de la Copa Davis. Leonardo Mayer aseguró el triunfo para el equipo albiceleste sobre la veloz superficie en el Ergo Arena de Gdansk y selló la serie para la formación de nuestro país al ganarle a Michal Przysiezny por 6-7 (4-7), 7-6 (7-4), 6-2 y 6-3, en dos horas y 33 minutos de acción. Con la serie ya definida, Renzo Olivo tuvo su bautismo de fuego en singles (participó el sábado en el dobles), en el que perdió con Hubert Hurkacz por 4-6, 7-6 (8-6) y 6-4; de este modo, el encuentro terminó con victoria por 3-2 para el conjunto liderado por Daniel Orsanic .

Así, la Argentina se aseguró la permanencia en el Grupo Mundial por 15° año consecutivo -cifra que sólo comparte con Francia y los Estados Unidos-, además de conseguir el pase a los cuartos de final, etapa en la que se enfrentará con Italia como visitante, del 15 al 17 de julio, posiblemente sobre polvo de ladrillo. El sábado último, Simone Bolelli y Andreas Seppi sellaron la serie ante Suiza en el Adriatic Arena de Pesaro ante Marco Chiudinelli y Henri Laaksonen por 6-3, 6-1 y 6-3.

El primer set del duelo entre Mayer y Przysiezny se asemejó a un partido entre Ivo Karlovic y John Isner. Saques fortísimos, a todos los ángulos, efectivos, puntos "gratis". Con peloteos extremadamente cortos. En ese contexto, lo más lógico era llegar al tie-break y así sucedió. Antes de esta instancia, Mayer terminó con un 95% de puntos ganados con el primer servicio (21 de 22) y Przysiezny con el 86% (19 de 22). Pero en el tie-break, el local le quebró el saque al correntino en el noveno punto, se adelantó 5-4 y cerró el set con su saque, cuando el reloj marcaba 43 minutos.

Las acciones del segundo parcial no variaron. Pareció un calco del primero, aunque esta vez la diferencia en el tie-break la hizo el argentino, que exhibió frialdad y paciencia para no perder la concentración, y se llevó el segundo parcial por 7-6 (4). Con más soltura, el correntino consiguió quebrar a Przysiezny en el comienzo del tercer parcial y allí inclinó definitivamente la balanza de su lado, para encaminarse a una cómoda definición.

Mayer no pierde un single en la Copa Davis desde el 13 de septiembre de 2013, ante Tomas Berdych, en Praga, por las semifinales. Desde ese momento, hasta hoy, el correntino suma nueve victorias consecutivas en singles; la cifra se estira a once si se incluyen sus triunfos en dobles frente a Serbia y Bélgica, y de este modo también igualó un récord alcanzado por David Nalbandian.

st/jld

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas