Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ya no son los motores de la preocupación

Las múltiples roturas de los impulsores, que habían generado inquietud en el TC, se redujeron en Neuquén

SEGUIR
LA NACION
Domingo 06 de marzo de 2016
0

CENTENARIO, Neuquén.- El Turismo Carretera llegó a la segunda cita del calendario con un interrogante, después de la presentación de la categoría, hace dos semanas, en Viedma: el rendimiento de los motores. La rotura de 13 impulsores en el debut del campeonato encendió las alarmas en los preparadores y, especialmente, en los dirigentes de la categoría, que para la presente temporada instrumentaron los motores multiválvulas que fueron desarrollados por el experimentado Oreste Berta. Cumplidas las dos tandas de clasificación, que terminaron imponiendo a Facundo Ardusso (Dodge) como el más veloz en los relojes, las soluciones logradas no fueron plenas, aunque llevaron un alivio. El balance definitivo, las conclusiones, quedarán para hoy, después de las tres series clasificatorias y la prueba final, que se iniciará a las 13, a 25 giros.

Algunos de los principales perjudicados en Viedma pudieron ahora esbozar una sonrisa, tras las dos primeras jornadas de competencia. Porque los cuatro pilotos que quedaron al frente del clasificador se marcharon de Viedma con síntomas de preocupación y acá, en Centenario, reflejaron que los motores -por los cuales los pilotos deben desembolsar alrededor de 56.000 pesos por carrera- exhibieron una confiabilidad que dos semanas atrás los dejaba insatisfechos. El poleman Ardusso, que marcó por tercera vez el mejor tiempo de clasificación en 50 actuaciones en el TC, dio apenas seis giros en la final de Viedma, después de que el impulsor lo dejara penando. "Los resortes y los platillos de válvula se rompieron en algunos casos. Por una cuestión de confiabilidad, en mi estructura prefieren que se los cambie todos después de cada carrera. Es un gasto más, pero se gana en tranquilidad", comentó Fabián Giustozzi, el motorista de Ardusso.

Más perjudicados en Viedma resultaron Mariano Werner (Ford) y el uruguayo Mauricio Lambiris (Torino), quienes rompieron tres impulsores cada uno. El entrerriano, que ayer tenía el mejor registro hasta el último quinto, recibió consejos del equipo del Gurí Martínez. "Encontramos muy secas las bujías y se agarró un cilindro", fue la explicación que ensayó Marcelo Esteban, el encargado de los motores de Werner. El informe que elevó la ACTC indica que en ciertos casos, se debió a problemas de carburación y eléctricos, mientras que el de mayor alarma fue uno de los impulsores que dejó en el camino a Camilo Echeverría (Chevrolet), ya que tenía nueva la tapa de cilindros. "La situación era preocupante, pero no de angustia", confesó un integrante de la técnica de la ACTC.

Foto: LA NACION

Un caso extraño es el que persigue a Agustín Canapino (Chevrolet), que terminó 13º en Viedma y ayer evidenció una merma en el motor, tras la caída de la bandera de cuadros. "El sonido del motor cambió al final de la clasificación. Apareció como un zumbido de mosquito y uno se preocupa, aunque también puede ser una sensación mía, después de lo que me pasó en la fecha pasada", aseguró el arrecifeño.

Aquí, José Savino (en la clasificación de ayer), Cristian Dose y Jonathan Castellano (cambió la tapa de cilindros) fueron los únicos que tuvieron dificultades con los motores. Un respiro para el problema que sacudió al Turismo Carretera.

Mientras Oreste Berta (h.) recibió el pedido para 50 nuevos kits de motores 24 válvulas, la estructura de Alta Gracia no continuará realizando el service de los mismos; el mismo lo realizará una empresa de Buenos Aires.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas