Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los chavistas, más aferrados que nunca al culto a su líder

A tres años de la muerte de Chávez, las imágenes y alusiones a su figura se multiplican en un país agobiado por la crisis

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 06 de marzo de 2016
Maduro, Evo y Ortega, ayer, en el homenaje a Chávez, en Caracas
Maduro, Evo y Ortega, ayer, en el homenaje a Chávez, en Caracas. Foto: EFE / Miguel Gutiérrez
0

CARACAS.- "Chávez nuestro que estás en el cielo, en la tierra, en el mar y en nosotros los delegados, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu legado para llevarlos a los pueblos, danos hoy tu luz para que nos guíe todos los días y no nos dejes caer en la tentación del capitalismo más líbranos de la maldad, oligarquía y el delito del contrabando, por los siglos de los siglos."

Amén. Cómo estará la revolución bolivariana para que transcurridos tres años de la muerte de su líder Hugo Chávez (la siembra, como se acuñó en el lenguaje eufemístico oficialista), sus fieles más devotos le entonen efectivamente en el Congreso de su partido el curioso padrenuestro que abre esta crónica, le rindan culto en la capilla de San Hugo Chávez del 23 y lo visiten en espera de un milagro en el Cuartel de la Montaña.

Milagros, por supuesto, ninguno, pese al entusiasmo de los milicianos que ejercen como guías en el recorrido por el mausoleo del "comandante supremo", "Gigante de América", "Mesías de los Pobres" y "líder eterno". La escena es en el Cuartel de la Montaña, que da cobijo a los restos del que fuera presidente de Venezuela durante 14 años, donde "la estética y la ética de la revolución bolivariana se muestra abiertamente, sin pudor", sopesa el filósofo Eduardo Mayobre.

Una excursión de cooperantes cubanos ("Somos de la Misión Sucre para deportes", confiesa uno de ellos) se fotografía mil y una veces ante cualquier detalle bolivariano, incluido un mural de Fidel Castro. Los teléfonos disparan y disparan, como si se tratase de un parque temático en el bastión chavista de Caracas, el barrio 23 de Enero. También hay retratos a la Virgen de Luján, "regalo de la presidenta Cristina Kirchner".

"Todo el mundo que conocía a ese gran hombre, pese al palo de agua bendita que cayó aquel día, sabía que hablaría ante su pueblo más de los cinco minutos que le dieron permiso los médicos. Lo hizo durante una hora y 20 minutos", desvela la guía ante la histórica foto de Chávez en el último mitin de su vida, el cierre de campaña del 4 de diciembre de 2012, en Caracas.

La revolución comenzó a construir un culto semirreligioso a su creador durante su enfermedad y lo incrementó una vez muerto. Es un mito elevado a la altura de un semidios. "Para corroborar los milagros de Hugo Chávez no hace falta una comisión del Vaticano", ironizó hace unas semanas Jorge Arreaza, su yerno y ex vicepresidente.

Tres años y medio de culto con objetivos políticos, como si las oraciones revolucionarias al comandante ejercieran de columnas de humo para ocultar el fracaso actual de sus recetas políticas y económicas. La necrofilia ideológica, como la denomina Moisés Naím, conlleva la exhibición de cartas, documentos, cuadros, fotos... "Esta guerrera [chaqueta militar] fue usada por el comandante en la rebelión del 4 de febrero de 1992", explica con orgullo la guía del Cuartel de la Montaña. Y así con la pistola, fusil, las botas...

El rostro y los ojos de Chávez se asoman por cada rincón de Venezuela. En la televisión pública sus enseñanzas aparecen a diario, incluso entonando el himno nacional con su propia voz. Desde los grandes edificios aparece como si fuera de un gran show de Truman. Las invocaciones son constantes y las juramentaciones con su nombre, ya sea en vano, un elemento imprescindible de la liturgia bolivariana.

El culto a la personalidad es tal que el gobierno incorporó en septiembre pasado su natalicio y su muerte en las efemérides escolares, con la obligación de hacer actividades escolares en su conmemoración.

Mitología

Maduro no dudó en profundizar la mitología en torno a su padre político, pese al descalabro que le produjo en la campaña presidencial de 2013 la alusión al famoso pajarito. "A veces vengo en las noches y me quedo a dormir aquí [en el Cuartel de la Montaña]. Bastantes veces. Y ustedes no se dan cuenta", contó el "hijo de Chávez" en televisión. Maduro agradeció en febrero a los poderes mágicos de su predecesor la llegada de unas nubes a Caracas en medio de la sequía. Al final no cayó una gota de agua...

"Cuando se va el líder mesiánico, el entorno que deja es muy mediocre. La caída del precio del petróleo mostró todas las costuras del chavismo, puso al rey desnudo ante nosotros", sostiene la historiadora Margarita López Maya.

La idolatría a Chávez es casi una exigencia dentro del chavismo. El diario El Nacional publicó que era necesaria para que los militares ascendieran dentro de la Guardia Nacional Bolivariana. Un culto que también se extiende al mundo cinematográfico: la productora estatal Villa del Cine planea rodar una trilogía sobre la vida del héroe de Sabaneta. El escritor Luis Britto García, afín al proceso, es el autor de un guión que debe ser aprobado previamente por las hijas del comandante. Román Chalbaud será el director.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas